Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡A moverte!

Por: Diabetes Juntos x ti 15 Nov 2011
Te decimos por qué es saludable y los tips para conseguirlo.
¡A moverte!

ejercicioEl ejercicio es saludable se tenga o no Diabetes, pues nos ayuda a aclarar la mente, a mantener sano todo el cuerpo y a estar mucho más contento. En el caso de las personas con Diabetes, el ejercicio es fundamental para mantener controlados los niveles de glucosa.

¿Por qué es importante el ejercicio?

Te recomendamos este video

El ejercicio ayuda a que las células aprovechen mejor la glucosa que circula en la sangre, lo que baja los niveles de azúcar en sangre. Además, si haces ejercicio podrás reducir la cantidad de medicamentos orales o de insulina que consumes.

Por otro lado, comer proporciona calorías. La actividad física ayuda a quemarlas. Entre mayor es la actividad o el tiempo que le dediques a ésta, más calorías estarás quemando y más glucosa estarás utilizando. Además el ejercicio proporciona beneficios a todo el cuerpo. Es importante que todos los días incluyas por lo menos 30 minutos de ejercicio.

PUBLICIDAD

Considera lo siguiente:

  • El mejor ejercicio es el que tu realices, el que quieras hacer y el mejor momento del día para hacerlo es siempre que puedas.
  • Cualquier actividad es buena: caminar, hacer los deberes de la casa, transportarte en bicicleta, subir escaleras, etc. Estas actividades las debes sumar a tu ejercicio diario. ¡Todo cuenta!
  • Tres sesiones de caminata vigorosa de 10 minutos te pueden proporcionar casi los mismos beneficios que te da una sesión de 30 minutos.
  • En lugar de sentarte a ver televisión o revisar tu correo electrónico cuando llegas a casa, ponte tus zapatos y sal a caminar o pasea a tu perro. Puedes optar por comprar un bici estática y usarla mientras ves tus programa favorito.
  • Vuelve agradable tu ejercicio. Programa tiempo para ejercitarte con un amigo. Escucha música mientras te ejercitas o combina ambas cosas.

Consejos para principiantes:

  1. Si has estado inactivo físicamente, comienza despacio y dale a tu cuerpo la oportunidad de acostumbrarse al aumento de la actividad. Un error común es comenzar un programa de ejercicios a una intensidad muy alta.
  2. Si tienes problemas para comenzar, proponte hacer ejercicio unos 10 minutos y con el paso de los días, incrementa el tiempo dedicado a realizar un actividad física.

Recuerda que la parte más difícil de la actividad física es comenzar, por ello es necesario que tengas diálogos internos positivos, como los siguientes:

  • En lugar de decir “estoy cansado” piensa “ cuando termine el ejercicio me sentiré con más energía”.
  • En lugar de pensar “soy malo en esto del deporte” di “he mejorado mucho”.
  • En lugar de decir “no importa si dejo el ejercicio un par de días” piensa “cada pequeño esfuerzo vale la pena por mi salud”

Con información de La Dieta de la Clínica Mayo

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas