Nuestros sitios
Compartir

Anemia hemolítica y Diabetes

Por: Diabetes Juntos x ti 05 Ene 2016
¿Pueden estos dos padecimientos tener relación?
Anemia hemolítica y Diabetes

La anemia hemolítica es una enfermedad que se caracteriza por una cantidad escasa de glóbulos rojos en la sangre a consecuencia de que el organismo destruye más de los que puede producir la médula ósea.

Los pacientes con anemias hemolíticas deben recibir trasplantes sanguíneos de forma continua, dependiendo de sus necesidades de glóbulos rojos o eritrocitos, el problema con este tratamiento es que trae como consecuencia una sobrecarga de hierro en la sangre, lo que provoca que este metal se acumule en diversos órganos vitales del cuerpo como el corazón, el hígado y el páncreas.

Anemia hemolítica y Diabetes

Te recomendamos este video

El hierro en exceso provoca que los órganos se endurezcan y pierdan sus funciones. En el caso del páncreas este deja de producir insulina y por ello es que se puede desarrollar Diabetes como una enfermedad secundaria.

Otras complicaciones provocadas por la sobrecarga de hierro son:

  • Daño al hígado (que se traduce en cirrosis, fibrosis y cáncer)
  • Diabetes secundaria
  • Infertilidad
  • Arritmia cardiaca
  • Hipotiroidismo
  • Crecimiento deficiente en niños

¿Cómo puede tratarse la sobrecarga de hierro?

PUBLICIDAD

La sobrecarga de hierro crónica es una consecuencia inevitable para aquellas personas que para sobrevivir dependen de transfusiones sanguíneas múltiples, por un tiempo prolongado.

En nuestro país se estima que más de 2,000 personas deben enfrentar la sobrecarga de hierro y en un porcentaje importante se trata de niños que, a menos que sean tratados adecuadamente, su calidad de vida será muy pobre y seguramente no rebasarán los 18 años de edad.

Entre las enfermedades que requieren de transfusiones constantes, están la: anemia de células falciformes o drepanocitosis, los síndromes mielodisplásicos y la talasemia.

Para establecer el diagnóstico se realiza una prueba para medir el nivel de ferritina que es un componente de la sangre, el que si se encuentra mayor a 150 indica sobrecarga de hierro. Esta prueba es recomendada para toda persona que rebase cinco transfusiones sanguíneas en un año.

El tratamiento para evitar que el hierro se acumule en la sangre recibe el nombre de quelación, la cual consiste en administrar al organismo un medicamento o sustancia que atrapa los minerales o metales que se encuentran en exceso para eliminarlos.

Este tipo de terapia previene el daño a órganos vitales con lo que los pacientes con anemia que necesitan transfusiones estarían a salvo de sufrir daño al corazón, hígado o páncreas.

Hace ya casi 40 años que se sabe de este fenómeno y las primeras terapias de quelación se administraban de forma intravenosa o subcutánea por lo que los pacientes debían ser hospitalizados.

Ahora, existe una terapia de quelación que se administra de forma oral en dosis únicas que deben tomarse diariamente, lo cual mejora la calidad de vida de los pacientes pues ya no tienen que estar conectados a una bomba de infusión hasta 12 horas diarias, 5 días a la semana. El nombre de este medicamento es Deferasirox y es parte ya de los fármacos del IMSS por lo que muchos pacientes con anemias hemolíticas que reciben transfusiones cuenta ya con este novedoso sistema de quelación.

 

Tal vez pueda interesarte: Hierro implicado en el desarrollo de la Diabetes