Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

Consecuencias a la salud por violencia sexual

Escrito por:
Comparte la nota
violencia sexual

Los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos definen como violencia sexual a toda actividad sexual en la que el consentimiento no se obtiene o no se da libremente y que conlleva distintas consecuencias a la salud de la persona agredida. Es necesario conocerlas para entender esta situación que se vive a nivel mundial.

Consecuencias de violencia hacia las mujeres

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (ONU), los resultados de la violencia sexual, física y psicológica a las mujeres pueden derivarse en:

Consecuencias físicas

PUBLICIDAD

– Lesiones físicas agudas o inmediatas, por ejemplo hematomas, excoriaciones, laceraciones, heridas  punzantes, quemaduras o mordeduras, así como fracturas de huesos o dientes.

– Lesiones más graves que pueden conducir a discapacidad, por ejemplo lesiones en la cabeza, los ojos, el oído, el tórax o el abdomen.

– Afecciones del aparato digestivo, problemas de salud a largo plazo o

mala salud, incluidos síndromes de dolor crónico.

– Muerte, puede ocurrir por feminicidio o en relación con el sida.

Consecuencias sexuales o reproductivas

– Embarazo no deseado o aborto inseguro que puede derivar en problemas de infertilidad.

– Infecciones de transmisión sexual, incluida la infección por el VIH, complicaciones del embarazo o aborto espontáneo.

– Hemorragias o infecciones vaginales.

– Infección pélvica crónica.

– Infecciones de las vías urinarias.

– Fístulas (desgarros entre la vagina y la vejiga o el recto, o ambos tipos de desgarro).

– Relaciones sexuales dolorosas.

– Disfunción sexual.

Consecuencias mentales

– Depresión trastornos del sueño y de los hábitos alimentarios.

– Estrés y trastornos de ansiedad, por ejemplo, trastorno por estrés postraumático.

– Autoagresión e intentos de suicidio.

– Baja autoestima.

Consecuencias conductuales

– Uso nocivo de alcohol u otras sustancias.

– Múltiples compañeros sexuales.

– Elección de parejas abusivas en etapas posteriores de la vida.

– Tasas bajas de uso de anticonceptivos y de condones.

Lo que debes saber de las infecciones vaginales

La violencia sexual en cifras

La ONU reporta las cifras alarmantes, e incluso, advierte que en algunos países la violencia sexual va en aumento, especialmente en mujeres y niñas.

– Se estima que el 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental o violencia sexual por parte de otra persona en algún momento de sus vidas, (estas cifras no incluyen el acoso sexual).

– Estudios nacionales demuestran que hasta el 70 por ciento de las mujeres ha experimentado violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental durante su vida.

– Unos 15 millones de mujeres adolescentes de todo el mundo (de entre 15 y 19 años) han sido obligadas a mantener relaciones sexuales forzadas (coito u otras prácticas sexuales) en algún momento de sus vidas.

– Las mujeres que han sufrido violencia física o sexual por parte de un compañero sentimental presentan tasas más altas de depresión y más posibilidades de tener un aborto o de contraer VIH que las que no han experimentado este tipo de violencia.

– En la mayoría de países donde existen datos, menos del 40 por ciento de las mujeres que sufren violencia buscan algún tipo de ayuda.

Otro de los datos que destaca la ONU es la prevalencia de hombres adultos agresores, cuya infancia fue marcada por presenciar la violencia del papá a la mamá. De ahí que se insista en fomentar un hogar libre de agresión, de cualquier tipo, para disminuir estos patrones de conducta.

Maltrato a personas mayores, ¿cómo identificarlo?

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10