Nuestros sitios
Compartir

Bienestar

Consecuencias del estrés

Por: Diabetes Juntos x ti 13 Jul 2016
Sientes que te falta el aire, estás tensa, no puedes dormir bien, tienes náuseas y malestar estomacal… el estrés es el responsable de estos síntomas, […]
Consecuencias del estrés

Sientes que te falta el aire, estás tensa, no puedes dormir bien, tienes náuseas y malestar estomacal… el estrés es el responsable de estos síntomas, el problema son las consecuencias negativas a la salud de este estado mental. Continúa leyendo para conocer los efectos y poder ponerle un alto.

Consecuencias del estrés

El 39% de los jóvenes de 18 a 33 años viven estresados, revela una encuesta de la American Psychological Association (APA). A pesar de su condición, consideran que el estrés no afecta su salud física, emocional ni mental.

Alarma saber que la experiencia de vivir con estrés sea similar en adolescentes y adultos, pero más preocupante es que los jóvenes subestimen el posible impacto en su salud física y mental,” dice Norman B. Anderson, Director y Vicepresidente ejecutivo de la APA.

Agrega que a pesar de estar comprobado que vivir estresado afecta la salud, la mayoría no toma medidas para manejar su estrés.

Para romper este ciclo presentamos algunas consecuencias del estrés “poco comentados”.

  1. Pérdida de memoria

Rajita Sinha, Profesora de Psiquiatría y Neurobiología de la Universidad de Yale, Estados Unidos, dice que el estrés se asocia con la pérdida de memoria, enfermedades relacionadas con las habilidades cognitivas e incluso aumenta el riesgo de demencia.

Esto no significa que un hecho desagradable, como un divorcio o la pérdida de una persona amada, derive en locura. El riesgo está porque “ramas enteras de células cerebrales se contraen  y llegan a desaparecer”.

Bajo estrés es complicado concentrarse en alguna actividad e incluso es frecuente olvidar información que deseamos recordar.

2. Zumbido en los oídos

El estrés es un factor que contribuye a sufrir de zumbidos en los oídos o la llamada tinnitus. En las personas que sufren momentos de gran presión esta afección empeora.

Con el estrés se produce tensión muscular en la cabeza, cuello y espalda, los cuales conectan con el sistema masticatorio y el oído. También aumenta la presión en este órgano, lo que llega a causar latinnitus, informa la Asociación Española de Tinnitus (AET).

3. Sobrepeso

Philip Hagen, Profesora Asistente de Medicina en la Mayo Clinic, explica que el cortisol, hormona que se produce con el estrés, está relacionado con el aumento de peso.

Esto porque aumenta la cantidad y el tamaño de las células grasas en el organismo. Incluso, es más común que se acumule en la zona abdominal.

También el cortisol hace que se eleve la insulina, lo cual desencadena deseos por comer más, sobre todo alimentos dulces.

4. Antojos

En momentos de estrés se disparan los antojos por consumir alimentos con demasiada azúcar y grasa. Todo indica que el cortisol se une a los receptores cerebrales que controlan el apetito, generando un ataque emocional por comer.

5. Parto prematuro

Durante el embarazo, las tensiones extremas pueden provocar que el parto se adelante, así como otras complicaciones, sobre todo en las semanas 1 y 12, así como en la 13 y 24, afirma un estudio de la Anhui Medical University, China.

El riesgo es mayor cuando se viven experiencias estresantes al iniciar el embarazo. Incluso, también llega a afecta el desarrollo cognitivo del feto. Especialistas recomiendan practicar yoga prenatal y técnicas de reducción del estrés.

6. Infertilidad

El estrés afecta la capacidad reproductiva y podría causar infertilidad. Un estudio confirma que las mujeres que se estresan demasiado tienen altos niveles de alfa-amilasa, sustancia relacionada con el estrés, la cual reduce en 12% las probabilidades de quedar embarazada.

sintomas-del-estres-2

Si notas que estás bajo demasiada presión y tienes algunos de estos signos es importante que consultes con tu médico e identifiques el origen para calmarte.

Rajita Sinha sugiere que para controlar el estrés es importante dormir lo necesario. En este caso se aconseja a los adultos por lo menos 7 horas cada noche. También hacer ejercicio, comer cinco veces al día, consumir alimentos poco calóricos, mantenerse hidratado son medidas para mantener energías y combatir el estrés.

En la medida de lo posible no es recomendable realizar varias tareas a la vez, ya que obligas al cerebro dividir sus capacidades en ese mismo número de actividades, lo que hace más difícil que rindas al máximo y aumentas tu estrés.

También puede interesarte:

Famosas que luchan con su sobrepeso

Así cambian tus senos a las 20, 30 y 40 años