Nuestros sitios
Compartir

Consejos para ser feliz y no estar triste por la Diabetes

Por: Diabetes Juntos x ti 07 Jul 2015
Te han diagnosticado Diabetes y a pesar de que en tu mente tengas pensamientos negativos, miedos y temores, no te dejes llevar por ellos. Respira, […]
Consejos para ser feliz y no estar triste por la Diabetes

Te han diagnosticado Diabetes y a pesar de que en tu mente tengas pensamientos negativos, miedos y temores, no te dejes llevar por ellos. Respira, toma consciencia de la fortaleza que tienes y da un paso a la felicidad. Checa estos consejos para ser feliz y no estar triste por la Diabetes.

Consejos para ser feliz y no estar triste por la Diabetes 0
1. Deja a un lado lo negativo. Evita enojarte. Una vez que reconoces que tienes Diabetes debes afrontarlo.

Te recomendamos este video

2. Busca apoyo. La responsabilidad de cuidar la Diabetes será tuya pero es necesario que recibas la atención médica, nutricional, psicológica y familiar que necesites y que te haga sentir mejor.

3. Autocuidado. Para tener el control del padecimiento necesitas: monitorear tus niveles de glucosa, registrar la información, realizarte exámenes de laboratorio periódicos, revisar tus pies diariamente, bajar de peso o mantenerlo y evitar fumar y beber.

Es momento de buscar ayuda

El apoyo emocional es fundamental para entender tu Diabetes. Rodéate de tu familia, amigos y especialistas. En conjunto te ayudarán en la aceptación y control de tu padecimiento. Te decimos por qué y cuándo acercarte a ellos.

Consejos para ser feliz y no estar triste por la Diabetes 1
Familia y amigos. Serán un pilar básico para el control de la Diabetes, desde el aspecto emocional hasta llevar a cabo la correcta alimentación. Platica con ellos de cómo te sientes cada que lo necesites.

Psicólogo o psiquiatra. En ocasiones necesitas acudir con un profesional que te guíe en el control de tus emociones. Busca un grupo de autoayuda o visita a un psicólogo o psiquiatra. La depresión está asociada a la Diabetes, pero tú puedes combatirla. Asiste a las reuniones o a tus citas cuando estén programadas.

Médico. Puedes asistir con un Médico familiar, Internista o Endocrinólogo. Ellos serán los encargados de brindarte orientación y te acompañarán durante tu tratamiento. Acude a ellos al menos cada 3 meses.

Educador en Diabetes. Necesitas recibir información actual, apropiada, concreta y verdadera en cuanto a los cambios que deberás realizar en tu estilo de vida. El Educador es quien te auxiliará en estos cambios, además de que puede ser un enlace entre la familia y el paciente. Visítalo cada semana y busca los seminarios para pacientes.

Nutriólogo. El tratamiento de la Diabetes está ligado a la alimentación, por lo que el Nutriólogo será el indicado para enseñarte qué y cómo preparar y combinar los alimentos. Programa citas al menos cada 15 días para que tu alimentación sea balanceada, completa y sencilla de incluir en tu dieta.

Experto en deportes. Necesitas integrar el ejercicio a tu tratamiento, pero es importante que este se adecue a tu estilo de vida para evitar lesiones. Cuando recién empieces tu práctica visítalo diariamente, después bastará con una vez al mes.

Otros expertos. Podólogos, Oftalmólogos, Cardiólogos, Ginecólogos, Urólogos y Odontólogos, el cuidado emocional y de tu alimentación son importantes pero no dejes de lado la salud de tus pies, dientes, ojos, corazón, órganos sexuales y tu sistema urinario. Acude con ellos al menos cada 6 meses.

Fuente: Rodríguez Saldaña, Director General de ReMeDi, organización médica que ofrece productos y servicios de salud a instituciones públicas y privadas.