Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Ejercicio: empieza ya

Por: Diabetes Juntos x ti 07 Jul 2011
Un cambio en el estilo de vida es también un cambio de actitud
Ejercicio: empieza ya
 La herencia genética directa de Diabetes se considera como uno de los principales factores de riesgo para desarrollar esta enfermedad.

Sin embargo, sabemos que no siempre la herencia es determinante para desarrollar Diabetes y, lo más importante, el desarrollo de puede retardarse y prevenirse.

En este caso, importa mucho que las personas revaloren su estilo de vida y realicen pequeños aunque importantes cambios que son: comer bien (más verduras y frutas, menos grasas y carbohidratos) e incluir al deporte como parte de su práctica cotidiana.

Tanto en la prevención como para un mejor control de la Diabetes, hacer ejercicio es pilar fundamental, y podría decirse que es un deber, sin que eso implique que se esté completamente obligado a ello.

Importa mucho en qué concepto tenemos al ejercicio pues dependiendo de lo que pensemos nos dará resultados. Por principio, de nada sirve si lo vemos como una penitencia o una condena: suficiente de la autoconmiseración e imponerse castigos, las actividades forzadas son las menos fructíferas y las más tediosas.

Mejor es ver al ejercicio en su justa dimensión, aceptar que todos los inicios son difíciles pero que el objetivo principal que se quiere alcanzar es el más importante: la salud, ya sea previniendo la Diabetes o manteniendo los niveles de glucosa bajo control.

Hay muchos ejercicios que pueden realizarse como la caminata o el ciclismo y que además sirven como actividades lúdicas, salir a pasear sin prisa ayuda a combatir el estrés, distrae y relaja los nervios después de un día difícil.

Ahora, si lo tuyo no es salir (o prefieres evitarlo en estos días de clima incierto), pues también existen las rutinas aeróbicas que puedes realizar bajo techo y que combinan pasos de baile e incluso artes marciales, como el Zumba o el Kick Boxing.

Tú, junto con tu especialista en Diabetes, deben elegir el deporte perfecto para ti. Generalmente basta con que lo realices al menos tres veces por semana en rutinas de 30 minutos a una hora, o bien, si apenas empiezas, en rutinas  de menor duración. Lo importante es que revalores el ejercicio y decidas que lejos de ser algo malo, por ser cansado, es una ayuda que te beneficiará cuanto más tiempo le dediques.

 Artículos relacionados

Kickboxing: un ejercicio completo

¡Zumba para tí!

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas