Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

¿Cómo prevenir calambres?

Escrito por:
Comparte la nota

Un calambre es una contracción del músculo que sucede muchas veces debido a la falta de ciertos minerales. Estas son las formas más fáciles y efectivas de prevenir calambres:

¿Cómo prevenir calambres?

  1. Calienta y prepara los músculos entes de empezar de lleno con tu rutina de ejercicios.
  2. Evita el esfuerzo físico excesivo o entrenar demasiado sin haber descansado.
  3. Toma suficientes líquidos. Recuerda que la recomendación es de dos litros de agua diario u ocho vasos al día. Si haces ejercicio y pierdes más líquido, se recomienda usar bebidas con electrolitos como sodio y potasio.
  4. Disminuye la cantidad de grasas en tu dieta.
  5. Incorpora en tu alimentación, productos ricos en calcio como lácteos, pescados, frutas y legumbres.
  6. Incluye frutas como naranja, toronja, limón, guayaba, plátano y verduras como jitomate. Recuerda no ingerirlos en jugo y comer sólo una porción.
  7. Mantén un peso adecuado y estable.
  8. Evita excederte con el café y el alcohol.
  9. No fumes. Ya que el tabaco endurece las arterias y hace que la circulación de sangre sea deficiente.
  10. Corrige posturas que provoquen tensión o presión sobre tus músculos.
  11. No hagas ejercicio después de comer.
  12. Haz estiramientos después de la rutina de ejercicio y antes de irte a la cama, para prevenir calambres mientras duermes.

Quizá eres de las personas que sufren calambres en la piernas mientras están durmiendo. Estos pueden ser a consecuencia de una alteración de la irrigación sanguínea a los músculos. Por ejemplo, después de comer la sangre fluye principalmente al aparato digestivo más que a los músculos. Los calambres suelen ser muy dolorosos pero inofensivos y no requieren un tratamiento farmacológico. Siguiendo los consejos que te dimos anteriormente, podrás prevenirlos muy bien.

PUBLICIDAD
Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10