Nuestros sitios
Compartir

No sólo sudes

Por: Diabetes Juntos x ti 05 Mar 2014
Estos ejercicios no sólo te hacen sudar.
No sólo sudes

Si te has propuesto comenzar con una rutina de ejercicio pero aún no sabes cómo hacerlo y cuál será la mejor forma de lograr tus objetivos, entonces nosotros podemos ayudarte, pues te daremos la fórmula exacta para mantenerte saludable, bajar algunos kilitos y tonificar tu cuerpo sin desgastarte demasiado y sudar en vano.

Camina o corre

Un buen calentamiento se inicia corriendo o caminando a velocidad constante. Lo más recomendable es que empieces con 10 minutos y, conforme tu condición mejore, aumentes la cantidad de tiempo hasta llegar a los 30 minutos. Cuando sientas que puedes dar un poco más, no aumentes bruscamente la velocidad sino el tiempo de recorrido. Lo único que necesitas es un par de tenis cómodos.

Sentadillas

Este es uno de los ejercicios más recomendables para fortalecer y tonificar tus pantorrillas, muslos y glúteos. Para obtener los mejores resultados, hazlo de tal forma que parezca que te vas a sentar, abre ligeramente tus piernas a la distancia de tus hombros con la espalda derecha. Dobla tus rodillas y baja la parte trasera del cuerpo. Evita que al bajar, tus rodillas rebasen el límite que marcan los dedos pequeños de tus pies.

Lagartijas

Con ellas fortaleces el pecho, los hombros, los tríceps y los músculos principales del tronco. La forma correcta de hacerlas es acostándote boca a abajo y colocando tus manos a la altura de tus hombros. A continuación coloca tus pies o los dedos de tus pies en el suelo y endereza tus brazos tratando de formar una diagonal con tu cuerpo desde los hombros hasta las rodillas o los pies. Mantén los glúteos y los abdominales apretados mientras bajas y subes tu cuerpo al doblar los brazos, manteniendo el torso estable.

Si eres un principiante, puedes empezar apoyándote en la altura de una mesa y con el tiempo ir bajando a la altura de una silla hasta finalmente llegar al piso.

Abdominales

La mejor forma de lograr un abdomen envidiable es mediante las abdominales. Este es uno de los ejercicios con mayor polémica, pues su ejecución puede traducirse en distintas posiciones trabajando así diferentes áreas abdominales. Las más usuales son aquellas en donde te acuestas boca arriba con la planta de tus pies tocando el piso, posteriormente doblas las rodillas y apoyas tu cabeza sobre los dedos de tus manos.

Para que las abdominales tomen el efecto que deseas, presiona tu espalda baja contra el suelo, contrae tus abdominales y levanta la cabeza lentamente, primero acerca el mentón a tu pecho, después el cuello; sigue con los hombros y continúa así hasta que finalmente despegues la parte superior de la espalda del suelo.

Recuerda que un buen ejercicio no es aquél que te deja sin movimiento al día siguiente por el dolor muscular. Si no el que mejora tu condición física, tu calidad de vida y te brinda mucha energía para tus días.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Diabetes
Descarga AQUÍ el especial Hipertensión - Factores de riesgo. ¡Descárgalo GRATIS!