Nuestros sitios
Compartir

¡Pon en forma tu espíritu!

Por: Diabetes Juntos x ti 25 Mar 2014
Al igual que tu cuerpo, también debe ejerictarse.
¡Pon en forma tu espíritu!

La palabra holística proviene del griego y significa todo. Este concepto dicta que todas las partes de un sistema actúan juntas para obtener un mismo fin. Algunas corrientes de medicina alternativa han tomado este concepto y lo han llevado al ámbito de la salud pues, a su consideración, no se puede buscar la curación sólo del cuerpo, sino también del alma.

En ese sentido, la holística se basa en un concepto integral de cuerpo, mente y espíritu en armonía con su entorno, para lograr un estado de plena salud y equilibrio en todos los aspectos.

Técnicas para poner en forma cuerpo, mente y espíritu

Te recomendamos este video

Para lograr este equilibrio existen técnicas como:

  • Yoga

    Es una disciplina oriental que promueve el equilibrio físico, mental y espiritual a través de la práctica de ciertas posturas asanas. Lo que se busca con la actividad física es tener un dominio absoluto sobre la respiración y el cuerpo para alcanzar el punto de dejar la mente en blanco e integrarse con el todo.

  • Tai chi
    PUBLICIDAD

    Es un Antiguo arte defensivo chino que también es usado como ejercicio físico y de meditación. En esencia expresa los principios taoistas de ceder, ser flexible y promover la circulación de la energía por el cuerpo.

  • Chi Kung O Oigong

    Es otra técnica oriental que busca que sus adeptos logren el correcto manejo de la energía interior.

  • Budokon

    Esta técnica es de reciente aparición y fue creada en Estados Unidos. Combina yoga, artes marciales y meditación para ajustarse a las necesidades de la mente, el cuerpo y el espíritu respectivamente.

Estas y otras técnicas de equilibrio mental y corporal tienen que ser practicadas bajo la supervisión de un experto, pues sólo así se garantiza que las posturas y movimientos sean hechos correctamente y no lastimen a quienes los practican.

Por otra parte, es necesario que tengas en cuenta que no se trata de remedios mágicos, sino de alternativas que puedes combinar con tu tratamiento convencional. Se trata de complementos que te pueden ayudar a mejorar tu actitud en general y sobre todo a la forma en que miras tu condición de vida.