Nuestros sitios
Compartir

Ejercicios para la tercera edad

Por: Diabetes Juntos x ti 25 Jun 2013
¡Qué el número de años que tienes no sea un impedimento para ponerte en forma!
Ejercicios para la tercera edad

Todos, sin importar la edad que tengamos, podemos beneficiarnos del ejercicio. Más aún si tenemos Diabetes, pues gracias a la actividad física se logra un buen control de la glucosa en sangre, además de me

jorar nuestra salud cardiovascular y mantener nuestros huesos en óptimas condiciones, entre otros beneficios. Lo cierto es que, conforme crecemos perdemos un poco de condición física y puede resultar pesada la realización de ciertas actividades.

Te recomendamos este video

Por otra parte, habrá quienes no puedan realizar ciertos deportes debido a la presencia de una enfermedad además de la Diabetes. Aquí te presentamos algunos ejercicios que pueden serte de utilidad. No olvides consultar a tu médico antes de realizarlos:

  • Gira tu cabeza de izquierda a derecha y luego hacia enfrente y hacia atrás. Luego, muévela como si trataras que tu oreja tocara el hombro izquierdo y luego el derecho. Alterna el movimiento y repítelo unas diez veces.
  • Sube y baja los hombros lentamente. Repite 10 veces y luego muévelos de atrás hacia delante. Haz repeticiones de 10 veces cada una.
  • Parado, sube tu pierna izquierda por atrás y déjala unos segundos, luego sube la derecha y alterna el movimiento por cinco veces.
  • Ahora, parado en tu lugar, camina durante 5 minutos. Mientras mueve tus brazos como si corrieras. Al terminar coloca tus brazos a tus costados y separa un poco las piernas.
  • Eleva tus rodillas al frente como si caminaras pero con movimientos muy marcados, alternas cada una de tus piernas. Vuelve a la postura original.
  • Con las manos en la cintura, flexiona tu tronco hacia la derecha y luego a la izquierda. Colócate de nuevo en la postura central. Pon atención en la forma en que se estira tu cintura. Repite el movimiento, pero ahora comenzando por la izquierda. Haz 10 repeticiones.
  • Abre tus piernas un poco y con los brazos extendidos hacia fuera, flexiona tu tronco hacia adelante. Vuelve a la postura original. Repite 10 veces.
  • Camina de puntas durante algunos minutos, luego, hazlo sobre tus talones.
  • Regresa a la postura original. Cierra tus ojos y relaja cada una de las partes que has ejercitado. Aspira y expira por la nariz.

Es importante que recuerdes que un ejercicio completo dura por lo menos 30 minutos, así que puedes caminar un poco y luego hacer esta rutina. Termina siempre con una respiración profunda, pues con ello te sentirás más relajado.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Diabetes
Descarga AQUÍ el especial Consejos para cuidar tu piel este verano. ¡Descárgalo GRATIS!