Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Empezar y terminar bien el año

Por: Diabetes Juntos x ti 30 Dic 2009
Que tu propósito sea un nuevo estilo de vida
Empezar y terminar bien el año

2010Fiestas, reuniones familiares, brindis, exceso de comida y consentimientos es lo que nos trae el fin de año, además de posibilidad de empezar de nuevo aquello que no logramos o concluimos. Estas fechas nos ayudan a pensar en lo que será nuestro futuro y muchos de nosotros haremos una lista de propósitos que no llegaremos a cumplir.

Pero ¿qué te parece si en vez de una lista interminable de inalcanzables propósitos, te propones sólo a plantear tu futuro con 3 o 5 metas de lo que quieres en tu vida?

Te recomendamos este video

Haz que tu objetivo de 2010 sea tener una mejor calidad de vida que te dure no sólo un año, sino que se convierta en un estilo de vida.

Cada año juramos empezar con el pie derecho y nos ponemos a dieta, nuestro fiel propósito es bajar 5 o 10 kilos, hacer mucho ejercicio desde el 1 de enero, dejar de fumar, no endeudarse, decir no al alcohol, y demás ideas que en conjunto forman una lista que se recicla año tras año.

PUBLICIDAD

¿Has pensado que en realidad el error está en cómo nos formulamos esas metas?

¿Qué hacer?
Lo que puedes hacer es plantearte las cosas de manera diferente y sobre todo a largo plazo para que sean duraderas, constantes y alcanzables.

Si quieres verte mejor, no te pongas a dieta, pues éstas son estrictas, pasajeras y frustrantes porque sólo piensas en “lo que no puedo comer”. Mejor piensa en lo que puedes incluir en tu alimentación: “¿qué es lo que me hace falta?” Día a día come más frutas, verduras, intenta comer despacio para que la sensación de satisfacción llegue a tu cuerpo y no comas de más.
Asimismo, haz 5 comidas al día, es decir desayuna ligero, a medio día come una fruta o colación, más tarde tu comida normal, por la tarde-noche un pequeño refrigerio saludable y en la cena algo ligero como cereal, queso asado o atún algo que no le caiga pesado a tu organismo y te permita descansar.

Trata de  beber más agua natural, empieza por una botella de 1lt al día y aumenta la cantidad poco a poca hasta que, aproximadamente un mes después te termines un litro y medio. Sin darte cuenta llegarás a consumir 2 litros en un solo día.

Empieza a hacer ejercicio pero poco a poco, ¡no te esfuerces en una sólo semana lo que no has hecho en toda tu vida! Eso sólo será agostador y terminarás tirando la toalla. Puedes empezar haciendo 30 minutos de caminata cada tercer día, si tienes perro aprovéchalo y sácalo a pasear. Después de un mes puedes incrementar y caminar un poco más de tiempo o incluso trotar. La yoga es también  un ejercicio muy completo, te hará mucho bien y no es necesario realizarlo diario. Pero recuerda: ve poco a poco y no lo hagas como una obligación, sino como un espacio en la semana en donde te puedes relajar.

¿Quieres conseguir un mejor empleo? En vez de quejarte por lo mal que está el que tienes, actualiza tu currículum y mándalo a diferentes opciones que te puedan interesar, amplía tus horizontes  e intenta nuevas cosas. Uno nunca sabe cuándo las buenas oportunidades pueden aparecer, pero nunca llegarán solas, hay que pensar en ellas y buscarlas. Eso sí, jamás con prisas, no te desesperes y hazlo con calma. Es como buscar una casa, nunca te vas por la primera opción, ¿o si? Todo lo bueno llega a su tiempo.

Si siempre tienes deudas, empieza el año pensando en la abundancia, mientras más pienses en tus deudas, en la escasez de dinero y en como te urge tener más, menos “lana” llegará. No salgas a la calle con tus tarjetas de crédito, eso sólo hará que gastes ante cualquier excusa. Sal con el dinero necesario para tu día. Ten un billete guardado en algún compartimiento de tu cartera (que no sea donde pones siempre tu dinero, ni fácil de verlo) para cualquier emergencia y vive tranquilo sin pensar en lo que te hace falta, mejor piensa en cuán afortunado eres por lo que ya tienes y cada vez que quieras adquirir algo piensa dos veces, ¿en verdad lo necesito tanto?

Y que te parece si para cerrar nuestros nuevos proyectos de vida, tratas de pasar más tiempo con los que quieres. Dedica, al menos, una noche para relajarte en familia, con tu pareja o tus amigos. Aunque lo dudes eso también traerá bienestar a tu vida, ya que pasar tiempo con tus seres significa tiempo de calidad, de buena vibra, de relajación y, por ello, atraes felicidad automáticamente. No necesitas mucho, sólo es dedicarle un par de horas a la semana para tu diversión.

Seguramente habrá más cambios en tu vida que desees hacer, tales como renovar tu casa, limpiar tu habitación, etcétera. Cada quien tendrá sus propias necesidades de cambio, pero lo más importante es que no los veas como una meta a cumplir en un tiempo determinado. Comparte tus sueños con alguien más ¡eso siempre ayuda! Ve haciendo cambios paulatinamente en tu vida y te aseguro que permanecerán más de un año.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas