Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¿Haces ejercicio? Controla tu ritmo cardiaco

Por: Diabetes Juntos x ti 08 Jun 2009
Monitorear el ritmo de tu corazón puede ayudarte a mejorar tu condición y a disminuir riesgos.
¿Haces ejercicio? Controla tu ritmo cardiaco

ritmo cardiacoCada vez son más las personas que utilizan monitores de ritmo cardiaco cuando hacen ejercicio, sobre todo si se trata de actividades aeróbicas, en las cuales el corazón se ejercita mucho más. No se trata de un artículo indispensable ni necesario, pero puede representar una gran ayuda cuando se trata de mejorar el rendimiento o de evitar riesgos.

Un monitor de ritmo cardiaco te permite conocer cómo se esfuerza tu corazón al realizar cierta actividad, son ello puedes disminuir o aumentar tu esfuerzo todo con la finalidad de ayudar a tu corazón a ponerse en forma, sin ponerlo en peligro.

Te recomendamos este video

¿Qué es el ritmo cardiaco?

Es un indicador de la condición física de una persona y de su nivel de esfuerzo cuando hace ejercicio. La idea de conocer este ritmo es conocer qué tan bien funciona nuestro corazón y si no lo estamos sometiendo a un esfuerzo mayor del que puede dar.

Nuestro corazón se encarga de bombear sangre a todas las partes del cuerpo. Una persona normal, que no realiza ejercicio tiene un corazón con capacidad de alrededor de 800 milímetros. El ejercicio aumenta volumen del corazón y la capacidad de bombeo, es decir, que entre mejor condición física tengas, tu corazón necesitará latir menos veces para enviar la sangre a todos tus órganos.

Por lo general, en las personas que no realizan actividades físicas, el corazón tiene un ritmo o pulso de 60 a 80 latidos por minuto. Los deportistas de alto rendimiento tienen un pulso mucho menor, pues al estar fortalecido su corazón, éste necesita latir menos veces para enviar la misma cantidad de sangre. Esto sucede porque durante el ejercicio aeróbico, el ritmo cardíaco se eleva pues el corazón debe bombear más sangre para abastecer al cuerpo. Como el corazón es un músculo, el bombeo de sangre lo hace fortalecerse y necesitar cada vez menos latidos para cumplir con su función.

Todos tenemos un ritmo cardiaco mínimo y uno máximo. El primero puedes calcularlo tomándote el pulso sobre una arteria en el cuello o la muñeca durante 15 segundos y luego multiplicando por cuatro el número de pulsaciones que hayas contado.

Para saber tu frecuencia cardiaca máxima resta tu edad a 220. Por ejemplo, una persona de 30 años tendrá una frecuencia máxima de 191 latidos por minuto. Saber estas dos cifras: frecunacia cardiaca mínima y frecuencia cardiaca máxima, te permite ejercitarte en ese rango, de forma tal que no abuses de la potencia de tu corazón, pero que tampoco te ejercites por debajo de tu nivel. Con ello te mantienes saludable y sin correr riesgos.

¿Cómo puedo monitorear mi ritmo mientras me ejercito?

En algunos gimnasios cuentan con bandas que se colocan al pecho y que son detectadas por las caminadoras o las elípticas, lo que permite conocer cómo avanza tu actividad. Pero si te ejercitas al aire libre, una buena forma de conocer esos rangos es adquiriendo un Monitor de Ritmo Cardiaco, los cuales son dispositivos formados por una banda capaz de detectar el ritmo de tu corazón y un reloj receptor que es en donde se indica cómo avanza tu actividad.

Pero este tipo de dispositivos, te pueden ayudar en otras actividades a parte de la carrera como son: el sppining, el ciclismo de montaña, la natación y cualquier otro tipo de actividad aeróbica.

Un dato: algunas personas que sufren presión baja, pero que hacen ejercicio, usan un monitor para controlar su ritmo durante la actividad.

No encontramos notas relacionadas.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Diabetes
Descarga AQUÍ el especial Consejos para cuidar tu piel este verano. ¡Descárgalo GRATIS!
NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas