Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Haz del ejercicio un hábito

Por: Diabetes Juntos x ti 26 Nov 2009
Vivir con Diabetes implica que tendrás que hacer del ejercicio un hábito, aquí te decimos cómo lograrlo.
Haz del ejercicio un hábito

ejercicioLas actividades físicas suelen ser un problema para quienes nunca han hecho deporte en su vida. Además, el hecho de que un doctor te diga que tienes que hacerlo, puede ser determinante para que quieras o no hacerlo. Antes eso, tienes que preguntarte si vale la peno o no mejorar el control de tu glucosa en sangre. Si la respuesta es sí, entonces te invitamos a escoger un deporte que puedas realizar y a seguir nuestros consejos para hacer del ejercicio un hábito.

  1. Fija una hora. Decide cuando estás más dispuesto a realizar tu actividad, no importa si es por la mañana o por la tarde, pero será necesario que no haya otras ocupaciones que puedan interferir con el horario de tus ejercicios.
  2. Comienza poco a poco. Este es quizás el consejo más útil de todos, si comienzas a ejercitarte mucho, te dolerá el cuerpo y eso hará que abandones la actividad hasta que te sientas mejor, quizá te de flojera volver a empezar, así que mejor comienza ligero y ve incrementando el tiempo y la intensidad del ejercicio conforme te sientas listo para hacerlo.
  3. Hazlo placentero. Si asocias una costumbre con el dolor, huirás de ella. Pero si es divertida, tratarás de hacerla más a menudo. Concéntrate en el placer que te produce controlar mejor tu Diabetes, retarte a hacer nuevas tareas y disfrutar de lo que tu cuerpo y tu voluntad pueden hacer.
  4. Diseña tu preparación. Cuantos menos obstáculos y menos fricción haya en formar tu nuevo hábito, más posibilidades tendrás de tener éxito en ello. Si no quieres despertarte pronto pero tampoco quieres realizar ejercicio cuando estás medio despierto, seguramente preferirás volver a la cama. Pero si tomas tu ropa para hacer ejercicio, tus zapatos, tu reloj, y todo lo que necesites, estarás listo sin ningún obstáculo en tu camino.
  5. Mézclalo. Para obtener mejores resultados es necesario que combines tu ejercicio con alguna otra actividad, por ejemplo, si corres, sería una buena idea que hagas ejercicios de fuerza para complementar tu ejercicio.
  6. Descansa un día. La recuperación es importante; es decir, necesitas darle a tu cuerpo una oportunidad para descansar. Si lo haces tranquilamente, y sólo realizas unos 20 minutos, deberías estar bien sin los días de descanso. Pero está bien tener algún día de reposo, donde no estás haciendo las mismas cosas que el resto de los 6 días.
  7. No dejes pasar un día. La regularidad es la clave en el ejercicio, de ahí la importancia de que seas continuo, de nada sirve que hagas ejercicio los fines de semana, tendrás que aceptar dedicarle a tu actividad por lo menos 5 días. ¿Cómo lograrlo? Fácil: cuando suene el despertador, párate y haz tu ejercicio

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas