Nuestros sitios
Compartir

¡Logra flexibilidad y elasticidad!

Por: Diabetes Juntos x ti 15 Oct 2014
Evita lesiones en articulaciones, tendones y ligamentos
¡Logra flexibilidad y elasticidad!

Los ejercicios de elasticidad son muy importantes en tu rutina diaria, no te quitarán mucho tiempo o bien puedes hacerlos en tus días de descanso de actividad física. Si bien es un elemento al que puedes destinar más tiempo con menor frecuencia (dos veces a la semana como mínimo), es recomendable realizarlos siempre al finalizar tu ejercicio.

Recuerda que está comprobado que las personas que tienen más flexibilidad tienen mejor forma muscular y más rango de movimiento que aquellas que sólo hacen rutina aeróbicas y de fuerza. Entre más flexibilidad tengas y mayor sea el rango de tus movimientos, menor será el riesgo de sufrir lesiones en rodillas, tendones y articulaciones.

Te recomendamos este video

Échale un vistazo a estos ejercicios:

Piernas elevadas (bíceps, femoral, glúteos, espalda baja)

Acostado boca arriba con las piernas extendidas y los brazos a los costados, eleva una pierna estirada hacia el techo y abrázala por detrás. Acércala lo más posible a tu pecho sin doblar la rodilla. Alterna las piernas. La que está abajo también debe permanecer estirada y con el pie en flex (punta del pie hacia el techo). No fuerces tu cuello hacia enfrente, relájalo cómodamente en el piso.

xgran-est51

Equilibrio de pie (cuadriceps, empeines)

De pie, junto a la pared o donde puedas agarrarte si pierdes el equilibrio, flexiona una pierna hacia atrás de tal forma que puedas tomarlo con tu brazo contrario por la espalda. La rodilla de la pierna doblada apunta hacia el suelo y el talón toca tu glúteo. Toma la punta del pie de tal forma que el empeine también se estire.

xgran-est34

Cobra (abdomen)

Acostado boca abajo, planta tus manos debajo de tus hombros y estira tus brazos elevando tu torso. Eleva tu cabeza de tal manera que puedas ver el techo sin forzar tu cuello.

stretch-and-smile-gym-workout-23092011

Cruces sentado (torso)

Sentado con la espalda bien derecha y las piernas estiradas, dobla una pierna y cruza el brazo contrario, como si quisieras empujar la pierna doblada de la parte de afuera de tu rodilla con el codo para voltear hacia atrás. Recárgate con la otra mano colocada atrás de tus glúteos.

est14de16

Tips:

  • Calienta los músculos antes de empezar para que tengas un mayor margen de movimientos.
  • Evita forzar tus movimientos, llega sólo hasta donde puedas.
  • Alterna tus movimientos, es decir, lo mismo que hagas de un lado, hazlo del otro.
LEE MÁS CONTENIDO