Nuestros sitios
Compartir

El paso a paso de la meditación

Por: Hercilia Ortiz 27 Dic 2013
Por medio de este método puedes gozar de salud física y mental
El paso a paso de la meditación

Imagínate tener una llave que abriera la puerta de tu yo interno y de tu mente, y de esta manera adentrarte en tus pensamientos. ¡Increíble! ¿no? Pues aunque suene extraño esto es posible y se ha hecho desde hace cientos de años. La técnica se llama meditación.

La meditación (en términos generales), es entrenar a la mente para alcanzar un estado de concentración máximo que te permita pensar y reflexionar sobre algún tema o, inclusive, para poner tu mente en blanco.

Te recomendamos este video

Por medio de este método podemos entender el funcionamiento mental, para así poder controlarlo con mayor facilidad. Meditando es como unimos nuestro ser interno (alma) con el universo que nos rodea, estableciendo conexiones de sabiduría, amor y paz.

Meditación vs. estrés

PUBLICIDAD

Los pensamientos negativos y diversas situaciones de la vida diaria generan estrés, el cual provoca alteraciones en nuestro organismo y diversas enfermedades. La meditación es una de los métodos más eficaces para combatirlo y entre más perfecciones la técnica mejores resultados te dará.

Lograr un estado de meditación te da beneficios como:

  • Desacelerar el metabolismo: disminuye el ritmo cardiaco y respiratorio.
  • Calma el sistema nervioso y simpático Aunque los beneficios son instantáneos, es recomendable hacer de la meditación una práctica diaria y constante.

¿Cómo meditar?

Paso 1. Comienza por elegir uno de los siguientes métodos:

  • Meditación en un objeto: es una buena introducción para los que inician. Coloca el objeto frente a ti, cierra los ojos e empieza a concentrarte en él.
  • Meditación en un color: puede resultar más fácil concentrarse en un color que en una imagen más compleja. Cierra los ojos y piensa en una tonalidad que te guste.
  • Meditación con imagen mental: esta técnica es muy útil para quienes llevan más tiempo de experiencia. Piensa en algún escenario natural (bosque, playa) y concéntrate en los detalles; trata de verlo, oírlo, sentirlo, olerlo y degustarlo.

Paso 2. Medita en un lugar que te agrade, con ropa cómoda y sin zapatos.

Paso 3. Trata de que nada interrumpa tu periodo de meditación (desconecta el teléfono).

Paso 4. Puedes meditar acostado, sentado, en flor de loto o, inclusive, parado. Lo importante es mantener la atención, poner la columna vertebral derecha y respirar bien para entrar en un estado de relajación profundo.

Paso 5. Meditar 20 minutos es un bien tiempo, pero si se te hace complicado al principio entonces hazlo durante 10 y ve alargando el tiempo progresivamente.

Paso 6. Comienza por una sesión al día, y poco a poco trata de llegar a realizar dos diarias de 20 minutos al menos.

Recuerda, la meditación no sólo tiene propósitos religiosos, sino que se enfoca también al mantenimiento de la salud física y mental. Asimismo, incluye propósitos de conexión cósmica para encontrar respuestas a preguntas universales que el hombre se ha hecho por siglos.

NOTAS RELACIONADAS