Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

¡Motívate para bajar de peso!

Escrito por: Mariano Salinas
Comparte la nota
bajar de peso

Aunque una buena actitud también puede ser de gran ayuda para bajar de peso, conocer y asumir las dificultades que tenemos enfrente es mucho más útil, porque nos enseña que un tropiezo o un fracaso, que seguramente tendremos, no tiene por qué ser el final del camino.

Formando buenas costumbres

Construir un hábito en realidad no es un ejercicio complejo, es decir, no es algo que requiera de muchos pasos diferentes. De hecho, es un mero juego de repetición. Si tenemos la idea de hacer ejercicio o apegarnos a una dieta lo único que debemos hacer es motivarnos y repetir lo mismo hasta que nos salga de manera natural, para que estas acciones se conviertan en un hábito.

Evidentemente, por simple que parezca, tiene su chiste y la parte de sostener la motivación es la más difícil. Para mantener esta actitud, debemos tener en cuenta algunos puntos.

Conocer la lógica de nuestro deseo: este es el punto de partida. Identificar por qué queremos hacerlo es fundamental y para ello debemos ser honestos. No es lo mismo querer adelgazar por salud, que por vanidad. De lo contrario, si nos planteamos una meta porque “así debe de ser” o porque “es lo correcto”, no tendremos forma de sostener la motivación, lo que nos llevará a fracasar.

Asumir que tendremos tropiezos: apostar todo a un éxito constante es muy mala idea. Cuando se trata de cambiar nuestro estilo de vida, cosa por demás difícil, se debe dar por hecho que a veces vamos a tener caídas. Ese día que nos ganó la flojera y no fuimos al gimnasio, ese antojo que no pudimos controlar, son errores que seguramente sucederán. Y cuando pasen, en vez de desanimarnos, podemos reconocer que somos capaces de retomar las riendas y seguir con lo planeado.

• No esperar resultados inmediatos: si queremos rendirnos, sólo tenemos que estar monitoreando constantemente nuestros avances. Jamás se recomienda subirse a la báscula todos los días, ni sacar la cinta métrica cada vez que tenemos tiempo libre. Hay que dar espacio para que el cuerpo haga lo suyo, y no exponernos a un desencanto innecesario.

Finalmente, también es muy importante ser realistas. Nunca hay que proponernos resultados fantasiosos. En vez de eso, la energía debe encaminarse día a día. El éxito no se refleja en una medida específica o en una cantidad de kilos exacta. Más bien, lo relevante es que hoy fuimos capaces de sostener nuestro esfuerzo y vencer las tentaciones. Si eso se logra, los resultados se verán.

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10