Nuestros sitios
Compartir

Risoterapia

Por: Diabetes Juntos x ti 20 Ene 2016
Sácale provecho a tu risa
Risoterapia

La risa es algo natural en el ser humano, es una capacidad que tenemos desde que nacemos que expresa nuestra alegría y además del sentimiento de bienestar que nos da.

¿Cuáles son los beneficios de la risoterapia? 

Reír a carcajadas brinda múltiples beneficios: ayuda a nuestro sistema inmunitario, ejercita cerca de 400 músculos – incluyendo algunos localizados en el estómago que sólo se pueden ejercitar riendo – previene enfermedades del corazón, combate la depresión, elimina toxinas, favorece la oxigenación entre. Tiene múltiples beneficios para la salud por lo que no es de extrañar que cada vez más médicos la utilicen como terapia.

El origen de la risoterapia

Te recomendamos este video

Utilizar la risa con fines de salud no es algo nuevo, los beneficios de la risa han sido reconocidos desde la antigüedad. La risoterapia tiene sus orígenes en el antiguo imperio Chino, donde la gente se reunía en templos a reír con el fin de equilibrar su salud. Los taoístas aseguraban que dedicar una sonrisa diaria a sí mismo, proporcionaba salud, felicidad y longevidad.

A lo largo de la historia se han hecho referencias al poder de la risa. En la edad media, la risa estaba prohibida, como un intento de reprimir la alegría y libertad de hombre. Sigmund Freud le atribuyó a la risa el poder de liberar a nuestro organismo de energía negativa y William McDougall, profesor de Psicología en Harvard, asegura que la función biológica de la risa es ayudar a mantener el bienestar y la salud psicológica.

PUBLICIDAD

En 1979, Norman Cousins, editor de un semanario norteamericano, fue diagnosticado espondilitis anquilosante incurable y le auguraron poco tiempo de vida; sin embargo, Cousins descubrió que por medio de la risa podía encontrar la solución a su mal: cada vez que reía, las carcajadas aliviaban las molestias de su costado y verificó que 10 minutos de risa le proporcionaban dos horas de sueño sin dolor. Con ello comenzó el interés por la investigación sobre el poder de la risa.

Patch Adams, el padre de la risoterapia

Patch Adams, Médico estadounidense, cuya vida inspiró una película, está convencido del poder de la risa, y es reconocido como inventor de la risoterapia. Revolucionó la comunidad médica oficial aplicando terapias consistentes en hacer reír y proporcionar afecto a los pacientes enfermos de cáncer. Combinando así sus dos grandes vocaciones: Médico y payaso.

A partir de entonces se comienza a desarrollar la risoterapia como tal, que se ha empleado sobre todo en hospitales de Estados Unidos, Suiza, Alemania y Francia.

Risoterapia en México

En México existe una organización llamada Risaterapia, alegría en movimiento, que desde 1999, ha tenido como labor ayudar a los enfermos por medio de la risa. No son necesariamente médicos, son: Amas de casa, Constructores, Mercadólogos, entre otros, se encargan de llevar la alegría a los hospitales y se hacen llamar, “Médicos de la Risa”. Esta organización sin fines de lucro se encarga de animar a los pacientes de cerca de 30 hospitales en la República Mexicana, a lo largo de 13 ciudades.

Ser médico de la risa significa tener “una oportunidad de ser feliz dando felicidad a los otros”; así lo define Maurilio Suárez Ortiz, mejor conocido como el Doctor Música. No es sólo hacer reír a los pacientes, es “promover una cultura de cooperación alegre; ayudar a los otros a ver su verdad desde un punto de vista más positivo”.

La asociación fue fundada por Andrés Aguilar Larrondo, payaso de profesión, quién llegó a México con la convicción de llevar alegría a los hospitales; después de una experiencia en un hospital norteamericano, en que vio los resultados positivos de una niña de aproximadamente siete años. Ella había decidido no hablar tras un accidente doméstico. Y el “Doctor Romanok” se hallaba de visita en el hospital como promoción para el circo en que trabajaba. La niña vio entonces al payaso y comenzó a hablarle; la madre de la niña lo vio como un milagro.

Desde entonces, los “médicos de la risa” se han encargado de llevar una sonrisa a los labios de cientos de niños hospitalizados a lo largo de la república, así como de visitar casas hogar para ancianos y niños, zonas marginadas, zonas rurales, albergues, zonas de desastre y espacios urbanos.

La asociación cuenta hoy, con más de 500 voluntarios de todas las edades y diversidad de ocupaciones, que se encargan, no precisamente de entretener, sino de jugar con los pacientes; no existe una “formula” para aplicar la risoterapia, se trata de ser espontáneo, ya que entre más franca sea la risa, más efectiva resulta.

¿Qué los motiva? “El beneficio de recibir felicidad”, Maurilio, se llama a sí mismo egoísta, pues dice, lo hace para ser feliz él, haciendo felices a los otros. El risoterapeuta, no solo ayuda al paciente, sino que se ayuda a si mismo, pues tiene una visión positiva que busca compartir, y es la sonrisa de un niño, su mayor retribución; como diría el Doctor Romanok “Reír no cuesta nada, pero hacer reír riendo cuesta menos… y paga más”