Nuestros sitios
Compartir

Tú, yo ¿y la Diabetes?

Por: Diabetes Juntos x ti 03 Dic 2015
Muchas veces consideramos que la enfermedad crónica o la discapacidad pueden estropear la vida de pareja o evitar que se realicen en su vida amorosa […]
Tú, yo ¿y la Diabetes?

Muchas veces consideramos que la enfermedad crónica o la discapacidad pueden estropear la vida de pareja o evitar que se realicen en su vida amorosa o erótica. Existen muchos mitos, creencias y experiencias al respecto.

Una experiencia de una pareja con Diabetes

Francisco y Gloria se casaron jóvenes y la Diabetes hizo su aparición tras el nacimiento de su primer hijo. La situación de pronto cambió drásticamente para ambos, pues Gloria tuvo que enfrentar la reciente maternidad y la llegada de la Diabetes al mismo tiempo. Esto ocasionó algunos problemas emocionales y desde luego físicos que la pareja tuvo que aprender a enfrentar valiéndose de distintas ayudas.

Te recomendamos este video

Lo más importante para ambos fue el equipo médico que los acompañó en el conocimiento y el afrontamiento de la nueva situación de salud de Gloria. Para Francisco, todo esto fue el principio de un aprendizaje que, como él menciona, se va incrementando día a día, a pesar de que la Diabetes ya ha cumplido 20 años de convivir con la pareja.

Espero que este diálogo con Francisco te invite a iniciar una conversación con tu pareja sobre el impacto de la Diabetes en su relación.

¿Qué sentiste cuando te enteraste que Gloria tenía Diabetes?

PUBLICIDAD

Miedo a lo desconocido, a cómo manejar la situación. No entendía qué papel me tocaba, qué consecuencias tendría en la vida familiar, de pareja, en la herencia biológica de sus hijos.

¿Afectó de alguna manera su proyecto de pareja?

Completamente. Se tuvo que hacer un ajuste a los modos de convivencia, horarios, comidas, cómos, cuándos y atenciones. Al principio generó mayor dependencia de mi pareja sobre mí. Es un continuo leer en qué situación emocional está la pareja. No saber si el mal humor tiene que ver con el alta o baja de azúcar u otra causa. Y la ansiedad que se percibe al estar baja de azúcar puede generar conflictos y dificultades en la comunicación.

¿Qué diversión está libre de la Diabetes?

Toda la diversión que puedas planear y prever. El secreto es tomar en cuenta la prevención antes y después, para luego poder disfrutar sin preocuparte.

¿Cómo manejas el impacto emocional de la Diabetes en Gloria?

A veces sólo se puede acompañar, dar espacio. No se puede hacer nada para que cambie el estado emocional, no se puede sentir, percibir o ver las cosas como las siente ella. Si no padeces Diabetes no la puedes comprender, sólo hacer un espacio para que el otro pueda recuperarse. Provocar momentos de cariño, acercamiento y ternura puede ser importante para hacer más llevaderos los momentos malos. Considero que la pareja debe asistir a un acompañamiento terapéutico a medida que la enfermedad avanza. Antes me sentía amarrado por el hecho de pensar que yo tenía que hacerme cargo. Ahora siento que la pareja puede manipular también la relación con la enfermedad.

¿Qué momentos, espacios o acciones consideras que pueden ayudar a la relación de pareja cuando existe una enfermedad crónica?

Momentos de comunicación, de hablar abiertamente de lo que se siente, se quiere, se espera y las posibilidades. Espacios donde se dé la comunicación, vacaciones, momentos de tranquilidad. Considero necesario dedicar tiempo al diálogo. No dar por sentado que se sabe lo que siente el otro. Uno de los aspectos más importantes son los momentos de diversión. Convivir con amigos.

¿Su vida sexual ha sufrido modificaciones?

Ninguna. La sexualidad no debe sufrir modificaciones, debe fomentarse una vida sexual activa.


¿Qué es más difícil: enfrentar la Diabetes, el impacto físico o el emocional?

El emocional, porque he visto que mi pareja enfrenta una batalla para no dejarse vencer por la presión emocional que implica sujetarse a la forma de vida que implica la Diabetes.

Recuerden: el apoyo incondicional de pareja es básico para afrontar y controlar la Diabetes.