Nuestros sitios
Continúa leyendo:
La diabetes tipo 3 existe
Comparte
Compartir

6 secretos de mi abuela de casi 94 años.

Por: Nelly Flor 02 Sep 2016
Una vez más, decido escribir de esto, porque para mí es lo más importante en el tratamiento de cualquier condición como la diabetes que nos […]
6 secretos de mi abuela de casi 94 años.

Una vez más, decido escribir de esto, porque para mí es lo más importante en el tratamiento de cualquier condición como la diabetes que nos coloca de alguna manera en desventaja en el maratón de la vida. Sin embargo también puede suceder que al modificar algunos hábitos, por ende cambia nuestra manera de pensar y de percibir la vida, y eso es maravilloso.

Estudios científicos y psicológicos comprueban que las emociones positivas provocan grandísimos beneficios en la salud, ya que el sistema inmunológico realiza las labores que le corresponden en vez de ocuparse de otras como la ansiedad, el estrés, el enojo, la tristeza, etcétera. Además de que normalmente, cuando mantienes pensamientos y emociones positivas, es muy probable que hagas la chamba que te toca como persona con diabetes, es decir, te tomas en serio tus medicamentos, te alimentas correctamente y ejercitas tu cuerpo y tu mente.

Te recomendamos este video

6consejos2

Mi abuela no tenía diabetes, pero era una mujer muy positiva. Murió este año a la edad de casi 94 años, por lo que sé que esto que escribo es real. Por eso te comparto 6 de sus secretos.

  1. Mientras estés parado en la fila (del banco, tortillas, súper, etc.)… piensa en 5 cosas por las que te sientas agradecido.
  2. Realiza algún acto de caridad una vez por semana. Puede ser desde ayudar a cruzar a una persona con discapacidad visual, llevar ropa a algún orfanato, compartir alimentos ricos con algún indigente, cederle el asiento a alguien que lo necesite más que tú… por ejemplo.
  3. Deja buenas propinas (siempre que puedas). Compartir tu abundancia te genera más abundancia.
  4. Sal a caminar.
  5. Come o cena en familia, todos juntos, sin aparatos electrónicos que rompan con el maravilloso momento de compartir los alimentos.
  6. Perdona (mentalmente o… qué mejor de viva voz) a alguien a quien le guardes rencores o con quien hayas discutido.
PUBLICIDAD

6consejos1

Espero que si decides llevar a cabo, uno, dos o los seis consejos de mi abuela, no olvides compartirme tu experiencia, porque me interesa un montón saber si lo que genera en mí, coincide con lo que genera en ti.

LEE MÁS CONTENIDO