Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

“…aceptar los cambios que la salud trae”

Escrito por:
Comparte la nota

“Para sanar hay que querer sanar, luego saber que puedes sanar y por último aceptar los cambios que la salud trae”… dice mi maestro y sensei Alejandro Jodorowsky.

Desde que comencé a tener contacto con temas de salud debido al huracán “diabetes”, puedo decir que de algún modo, buscando las respuestas de la vida, mi nivel de conciencia comenzó a evolucionar, entonces pensé: “bueno, pues si necesitaba esta experiencia para mi desarrollo, está muy canijo, pero bienvenido sea”. Acto seguido, un año después del diagnóstico de diabetes, comienzo con problemas de tiroides; había empezado a dejar de producir tiroxina. Entonces me enojé, lloré, grité, le reclamé a mi Dios… y después de todo eso, respiré, jalé mucho aire, me sacudí las rodillas y decidí seguir adelante con entusiasmo y alegría. Pasarían menos de dos años para que mi siguiente batalla me tomara por sorpresa. Máculas blancas en mis manos comenzaban a aparecer, robando gran parte de mi atención y convirtiéndose en mi mayor angustia.

PUBLICIDAD

Hoy estoy alcanzando una hemoglobina glucosilada de 7, sin embargo necesito mayores dosis de tiroxina y las manchas cada vez son más; ya no sólo en las manos, sino en la cara, en los codos y las axilas. Una parte de mi, se siente feliz porque por fin logro dominar una condición tan compleja como lo es la diabetes; pero otra parte de mi, está aterrada porque se están dibujando mapas en mi piel que no sé a donde me llevarán y me asusta muchísimo lo desconocido.

Aún así sé que esto, todo esto, es la manera en la que mi cuerpo impone equilibrio, y me obliga a reflexionar acerca de lo verdaderamente importante y a atender mis necesidades más básicas antes que las de los demás; así que si lo pienso, de algún modo, tanto la diabetes, como el hipotiroidismo y el vitíligo, fueron, son y serán parte de los cambios de mi condición humana, es decir, de la naturaleza y forman parte del proceso de ser verdaderamente sana, ¿me explico?

Una vez más, estas letras son un pedacito de mi corazón, de lo que reflexiono y de las ideas que se van integrando poco a poco en mi conciencia, y me gusta compartirlas contigo porque tal vez algo se acomoda en ti también, y si no, por lo menos sé que tú me acompañas también.

¡Querido lector, gracias de todo <3!

 

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10