Nuestros sitios
Compartir

¿Por qué mis amigas no engordan?

Por: Nelly Flor 21 Ago 2017
Esta no es una nota que escribo exclusivamente para mis colegas con diabetes, sino para el ser humano lector en general que se cuestiona “¿cómo […]
¿Por qué mis amigas no engordan?

Esta no es una nota que escribo exclusivamente para mis colegas con diabetes, sino para el ser humano lector en general que se cuestiona “¿cómo es que hay personas por ahí, comiendo más que yo y a la vez no engordan?”… y no me gusta dividir al mundo en flacos y gordos, blancos y negros, malos y buenos, sino que en realidad creo que cuando las personas, o bueno, al menos yo… cuando YO estoy en mi peso adecuado, en relación a mi altura y a mis proporciones, me siento súper bien, y lo proyecto, y créeme que mi buen peso no es tener dos milímetros de carne y uno de grasa pegada a los huesos. Además que por obvias razones (#diabetes) no debo pasarme de kilos.

He estado investigando al respecto, y realmente no es como que viva con esa duda, sino que el otro día, después de una cena con mis amigas, me costaba conciliar el sueño, y pensé que en vez de contar borregos, prefería indagar sobre el tema mientras Morfeo llegaba por mi.

Te recomendamos este video

carbs2

El consumo de calorías no es el responsable de nuestro peso, sino que en realidad comemos mal. El tipo de alimentos que actualmente ingerimos estimula reacciones metabólicas de miedo, pues tendemos a almacenar las grasas en vez de quemarlas, y aunque este principio se aplica a todos los alimentos, la elección de los carbohidratos es categóricamente (palabras snob que me gusta usar) importante.

PUBLICIDAD

Existen dos tipos de carbohidratos, los buenos y los malos (en este caso, creo que no hay matices). Los malos son los que hacen que nuestro cuerpo ocupe mayor cantidad de insulina, lo que hace que almacenemos las grasas en vez de quemarlas; estos contienen altísimos índices de azúcar, como dulces y harinas refinadas. Y por el contrario, los buenos son los que no requieren tanta insulina, tienen bajo índice de azúcar, lo que incrementa la quema de grasa y no la acumulación. Estos son las frutas, los vegetales, las pastas al dente, las legumbres secas y los cereales integrales.

En resumen, el detalle radica en los carbos que eligen mis amigas, en vez de chatarritas, generalmente prefieren cosas que las alimentan, me consta, y por eso no engordan.