Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Playboy Donde Ir Open Futbol Total Autobild Bleu & Blanc Cocina Vital Gourmet de México Diabetes Juntos x ti Soy Grupero Mujer de 10 Somos CDMX
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
CERRAR
Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

No se dice Kale se llaman Berzas.

Escrito por:
Comparte la nota

Ayer por fin después de infinitos meses de no haber podido coincidir con una amiga muy querida, nos fuimos a comer y a pasar la tarde juntas para ponernos al corriente de todos los por menores de los cuales nos habíamos perdido la una de la otra.

Al ordenar, el mesero nos proponía una orden de papas fritas o de alitas para compartir, y las dos con cara de “obvio no” al unísono le pedimos mejor una ensalada, nos dio muchísima risa, porque parecía que nos habíamos puesto de acuerdo. Mi amiga, que es una divina, me invitó a elegir la ensalada, y en cuanto vi “Kale con jitomates cherry” mi vista se nubló para el resto de las opciones y muy alegremente pedí que nos trajeran esa. Mi amiga dio saltitos de alegría porque a ella el Kale también le fascina entonces comenzamos a tener una conversación muy profunda acerca del Kale.

PUBLICIDAD

Para empezar el Kale es una palabra gringa, en español se llaman Berzas, y México es el productor más grande de américa latina, pero acá poco las conocemos y por lo consiguiente, casi no las comemos, pero para cambiar eso, estoy dispuesta a hacer una campaña en pro del consumo de berzas porque sus beneficios son infinitos.

En sus hojas color verde intenso se concentran vitaminas y minerales en una cantidad que nunca hubieras imaginado.

Es una verdura densa nutricionalmente. La porción de una taza tiene más calcio que la leche, más hierro que la carne, una gran cantidad de vitamina C, K y A. También se habla sobre sus propiedades anticancerígenas y desintoxicantes, que limpian hígado y sangre.

Alcalino, anti-inflamatorio y antioxidante. Además que ayuda a evitar el cáncer, ayuda a regular el colesterol, a combatir algunos síntomas de artritis, asma y desordenes auto-inmunes (como lo es la diabetes tipo 1, o el vitíligo).

Y pues es ahora que te cuento todo esto, caigo en cuenta que me siento muy dichosa por tener amigas con las que comparto el interés por el bienestar físico, mental, emocional y sobretodo espiritual.

 

 

 

 

 

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10