Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Síguenos
CERRAR MENÚ
Síguenos en nuestras redes
¿Qué estás buscando?

“No te rindas”

Escrito por:Nelly Flor
Comparte la nota

No he dejado de pensar en la conversación que tuve hace un par de semanas con Caro, quien me escribió para compartirme que desde que la diagnosticaron con diabetes tipo 1, hace tres años, no deja de preguntarse por qué le pasó. A ti y a Caro, quiero decirles: ¡No te rindas!

Caro, tú, yo, y todas las personas que vivimos con diabetes, e incluso con otras condiciones, seguramente nos planteamos esa pregunta constantemente, y es que, por trillado que suene, la pregunta no es ¿por qué?, sino ¿para qué?

Los cambios que nos impone la vida, son parte del riesgo que es vivir, y aunque muchas veces nos gustaría que sucedieran de tal o cual forma, o incluso poder evitarlos a toda costa, aceptar el presente con la esperanza de que algo bueno saldrá de todo lo que nos está pasando, con la confianza depositada en el bien y con la certeza de que todo es tan perfecto que nada nos ocurre sin estar preparados para ello, saber eso, ser conscientes de eso, nos permitirá tomar las riendas de las circunstancias y no al revés; las circunstancias no gobernarán nuestra vida. Nos hará activos participantes; responsables y no víctimas.

Con la mano puesta en el corazón, me gustaría que todas y cada una de las palabras escritas en Mi Dulce Vida, tuvieran el súper poder de ayudarte y hacerte sentir mejor, pero la realidad, es que esa magia sólo viene de nuestro interior, y yo sólo puedo colaborar con mi empatía; compartiéndote mi manera de vivir y de lo que me doy cuenta gracias a esta condición; de mi aprecio por la vida.

Si has dejado de realizas las actividades que solías disfrutar y no estás teniendo control de la diabetes, podrías estar presentando un cuadro de depresión, lo cual es muy común entre las personas que padecemos alguna condición de salud. No bromeo cuando digo que la terapia psicológica debe ser parte de nuestra canasta básica. Sé de primera mano, porque lo viví, que no todas las personas que se dicen “profesionales” lo son, y que no cualquiera sabe acompañar a alguien con un problema de salud, pero no dejes de buscar y no dejes de pedir ayuda.

“No te rindas, aún estás a tiempo de abrazar la vida y comenzar de nuevo, aceptar tu sombra, liberar el peso y retomar el vuelo.

No te rindas, que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir los sueños, abrir las esclusas, destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor, no cedas.

Aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se acalle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tu seno.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque lo has querido y porque yo te aprecio, porque existe el vino y el amor es cierto, porque no hay herida que no cure el tiempo.

Abrir las puertas, quitar los cerrojos, bajar el puente y cruzar el foso, abandonar las murallas que te protegieron, volver a la vida y aceptar el reto.

Recuperar la risa, ensayar un canto, bajar la guardia y extender las manos, desplegar las alas e intentar de nuevo, celebrar la vida, remontar los cielos” Mario Benedetti

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10