Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Síguenos

A propósito del día Mundial del Vitiligo.

Escrito por:Nelly Flor
Comparte la nota

Pocos lo habían notado… Fue hasta el año pasado que entré a un equipo profesional de ultimate frisbee, cuando mi exposición al sol incrementó de manera exponencial, lo cual pensaba que tal vez me ayudaría a alborotar los melanocitos que ayudan a la pigmentación y las pequeñas manchas blancas de vitiligo que tenía en las manos y la barbilla, se cubrirían.

Pero en cambio se comenzó a poner peor. Sinceramente jamás lo relacioné con los rayos del sol (hasta hoy) pues antes lo asociaba más con el estrés que me causaba una relación toxica y horrible; después un descontrol hormonal de la tiroides o con altos niveles de glucosa… pero al parecer, no es ninguna de las posibilidades anteriores; de tres meses a la fecha, el vitiligo se descontroló.

PUBLICIDAD

Cada vez son más y más las manchitas blancas sobre mi piel a la par que mis inseguridades, porque si bien no se notan tanto por mi tez blanca como el papel, no puedo evitar pensar que terminaré pareciéndome a nuestro queridísimo Michael Jackson, y aunque mientras escribo esto suelto una carcajada, es la misma risa que me sale cuando el zombie de six flags me viene persiguiendo en Halloween.

Estoy muerta del terror de no saber a donde vamos a parar mis problemas de piel y yo, pero hoy que en todo el mundo nos unimos para agitar nuestros puñitos bien apretados muy en alto y gritarle al mundo: “EYYY MUNDO, YO TAMBIEN TENGO VITILIGO Y SIGO SIENDO INCREÍBLE, Y NO ES CONTAGIOSOOOO, Y ADEMÁS NO ESTAMOS SOLOS, SOMOS UNA GRAN TRIBUUUUU ”… decidí una vez más escribir de cómo lo vivo y compartirlo contigo que probablemente estás por ahí sintiendo demasiada empatía mientras me lees porque conoces a alguien o eres alguien confrontando alguna o varias batallas similares a las mías.

No quisiera terminar este post sin la moraleja que esta experiencia me ha traído:

1 Los estándares de belleza por fin están cambiando, así que si tienes vitíligo, no eres ni más ni menos que nadie… No, tal vez sí… tal vez eres más cool y original, pues sólo uno de cada doscientos seres humanos, lo tenemos.

2 No caigas con charlatanes. Si te recomiendan algún producto JAMÁS NUNCA dejes de consultar a un médico especialista en el tema.

3 DE VERDAD, NO ES CONTAGIOSO… si algún día conoces a alguien con vitíligo, besa cada una de sus manchas, o por lo menos hónralas, porque seguramente ha tenido que manejar emociones y pensamientos que no te imaginas, por lo tanto, es un poquito más sabio que el común denominador.

4 No te expongas al grandioso sol sin protección.

5 No dejes de sonreír (esto, tengas o no vitiligo).

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10