Nuestros sitios
Compartir

Razones para no fumar ni hoy ni nunca

Por: Hercilia Ortiz 30 May 2017
A pesar de que las cifras han disminuido en los últimos años, aún hay casi mil millones de personas que fuman cada día en todo […]
Razones para no fumar ni hoy ni nunca

A pesar de que las cifras han disminuido en los últimos años, aún hay casi mil millones de personas que fuman cada día en todo el mundo, esto de acuerdo con un estudio publicado en la revista The Lancet.

Dentro de las estadísticas encontraron que los países dónde más hombres fuman son: China (254 millones, India (91 millones) e Indonesia (50 millones) y las mujeres fuman más en Estados Unidos (17 millones), China (14 millones) e India (13.5 millones).

Razones para no fumar ni hoy ni nunca

Hoy es un buen día para dejar de postergar las cosas, únete al Día Mundial sin tabaco y nunca más regrese a esta hábito, pues estas son buenas razones para no fumar ni hoy ni nunca.

Poco o mucho es igual de malo para el corazón

Si eres un fumador social y sólo fumas con los amigos o familia y crees que tienes menos posibilidades de enfermar, te equivocas.

Una investigación reciente publicada en American Journal of Health Promotion, encontró que tanto los que fuman diariamente como los que lo hacen de forma ocasional tiene las mismas tasas de hipertensión (75%) y de colesterol alto (54%), lo que significa que tiene el mismo riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Aumenta el riesgo de cáncer

El tabaquismo es una de las principales razones por las que se presenta el cáncer de pulmón, sin embargo, fumar también puede elevar el peligro de padecer cáncer de boca, labios, lengua, laringe, faringe, estómago, esófago, páncreas, vejiga y riñón.

De acuerdo con Smokefree, un tercio de las muertes por cáncer son causadas por el consumo de tabaco.

Genera envejecimiento prematuro

Lamentablemente, el humo del tabaco también afecta la apariencia de la piel y cabello, provocando arrugas prematuras, piel deshidratada, cabello reseco y quebradizo, y manchas amarillentas de los dedos de las manos.

Todo esto sin duda te hará ver mayor, además de problemas para cicatrizar en caso de tener una herida, esto ocurre porque el fumar disminuye la oxigenación de los tejidos y aumenta la viscosidad de la sangre, lo que dificulta que sane la lesión.

Ocasiona problemas dentales

Los problemas ocasionados por el tabaquismo en la boca y en los dientes van desde algo estético, como las manchas que provocan la nicotina y el alquitrán, hasta algo más serio como la caries, la enfermedad periodontal o el cáncer.

Debilita el sistema inmunitario

El alto contenido de alquitrán y otras sustancias químicas hace que las defensas del sistema inmunológico sean menos eficaces para combatir infecciones y por ende aumenta las posibilidades de enfermarse.

Además, este debilitamiento puede aumentar el riesgo de enfermedades autoinmunes como la artritis o la esclerosis múltiple.

Genera huesos débiles

Los compuestos químicos que contiene el tabaco, provocan un adelgazamiento del tejido óseo y una pérdida de densidad en los huesos, cuestión que podría aumentar el riesgo de fracturas y que en caso presentar un hueso roto, el proceso de sanación sería más largo.

Afecta la visión

Los trastornos oculares que provoca el tabaquismo son varios. De acuerdo con Nancy Sol Espíndola Romero, vocera del Consejo Optometría México, puede dañar la retina y ocasionar degeneración macular, la cual es cinco veces más frecuente en personas fumadoras que en aquellas que no lo son.

Además, debido a los químicos que ingresan en el torrente sanguíneos se puede dañar el cristalino y generar una catarata. Dicha condición aparece en el 40% de las personas fumadoras.

También lee: 

Fumar y tener Diabetes dañan la vista

Te recomendamos este video

Efectos a corto, mediano y largo plazo de no fumar

PUBLICIDAD