Nuestros sitios
Compartir

Tu corazón en la Diabetes

Por: Diabetes Juntos x ti 31 May 2016
El paciente con Diabetes, sobre todo el que tiene varios años con la enfermedad, suele enmascarar los síntomas de los padecimientos cardiovasculares y, en la mayoría de […]
Tu corazón en la Diabetes

El paciente con Diabetes, sobre todo el que tiene varios años con la enfermedad, suele enmascarar los síntomas de los padecimientos cardiovasculares y, en la mayoría de los casos, puede no tener los síntomas típicos del infarto (dolor opresivo en el pecho que se expande hacia el brazo, falta de aire y sudor). En la persona con Diabetes hay que estar más alerta debido a la neuropatía, inherente a la Diabetes y presente en la enfermedad de larga evolución, ya que puede tener un malestar en la boca del estómago o sólo sentir un ligero malestar en el pecho, por ello, si esto se acompaña de otro síntoma, como falta de aire o sudoración que dura más de 20 minutos, el paciente con Diabetes debe ir con el Médico; más vale pecar de exagerado que llegar a un infarto y dejarlo sin tratamiento.

Dolor en las piernas, ¿señal de problemas en el corazón?

No, esto es poco frecuente. El malestar en las piernas de los pacientes con Diabetes, en su gran mayoría, se debe a la neuropatía o, en otros casos, es una situación un poco más compleja, y se da por los depósitos de placas de colesterol en las arterias de las piernas; así como se tapan las arterias coronarias también se pueden bloquear las de las extremidades. Por ello, si la pierna no tiene una coloración adecuada o pierde temperatura, se debe acudir con un especialista para ver que el dolor no sea un problema arterial de las piernas.

Diagnóstico y tratamiento

Te recomendamos este video

El cateterismo es un procedimiento que involucra las dos fases: diagnóstico y tratamiento.

• Fase de diagnóstico. Esta consiste en realizar un piquete en la mano o en la ingle, para que por medio de esta punción se conduzca un catéter que llegue desde el sitio de entrada hasta las arterias coronarias, justo donde el corazón se une con la arteria aorta. Con este catéter se inyecta un medio de contraste a base de yodo para que a través de los rayos X se vea si existe un cierre o un estrechamiento que impida el paso de la sangre.

• Fase de tratamiento. Si se diagnostica que hay un cierre, en ese momento se tratará de resolver por medio del mismo cateterismo al poner un stent. Por el mismo tubo se pasa un pequeño filamento metálico, conocido como guía, el cual sirve como riel para colocar el stent, una vez que este se coloca en el área tapada, se infla como si fuera un globo y se expande ferulizando por dentro la arteria y restableciendo el flujo de la sangre. Después, se saca el balón y el riel, y se hace un disparo de contraste para ver que todo esté bien y que la sangre fluya libremente.

El cateterismo se realiza una vez que se documente que una placa obstruye una arteria; para llegar a ese punto el Cardiólogo solicita estudios como un electrocardiograma y alguna prueba de esfuerzo para demostrar que hay una región por la que no pasa adecuadamente el flujo sanguíneo.