Nuestros sitios
Compartir

Dermatitis Atópica

Por: Diabetes Juntos x ti 11 Abr 2016
Este padecimiento dermatológico se presenta durante la lactancia o en los primeros años de vida; sin embargo, los niños que la padecieron pueden tenerla también cuando […]
Dermatitis Atópica

Este padecimiento dermatológico se presenta durante la lactancia o en los primeros años de vida; sin embargo, los niños que la padecieron pueden tenerla también cuando sean adultos. Conoce qué es y cómo tratarla.

Un 60% de los niños que presentan dermatitis atópica después de los cinco años cambian las condiciones de su piel, resuelven su problema y dejan de tenerla; sin embargo, un 40% continúa con este padecimiento en la etapa adulta.

¿Qué sucede con la dermatitis?

Te recomendamos este video

La dermatitis atópica se presenta cuando existe una alteración en el funcionamiento de la barrera cutánea: disminuye la filagrina, proteína que le brinda firmeza a la piel. Además, el pH ácido de la piel se eleva y se vuelve alcalino, lo que incrementa la pérdida de agua y la deshidratación. Debido a las alteraciones en el pH, se incrementa una colonización de estafilococo aureus, bacteria que normalmente está en la piel pero, al subir su concentración, genera irritación. Cabe destacar que este microorganismo no provoca una infección, sino que agrava la inflamación y ocasiona un control difícil.

Por lo general, con la dermatitis atópica no hay infección aunque por el rascado puede desarrollarse; cuando esto se presenta le llamamos impétigo.

Los síntomas

PUBLICIDAD

Como resultado de las alteraciones antes mencionadas se presenta una piel muy seca que reacciona y puede ser agredida fácilmente. Las zonas más afectadas son los sitios de flexión, por ejemplo: detrás de las rodillas o delante de los codos.

El diagnóstico

Los Dermatólogos observamos al paciente y vemos que exista:
• Enrojecimiento
• Prurito intenso (comezón)
• Inflamación
• Señales de rascado o costras
• Descamación
• Escoriaciones
• Secreción serosa

Tratamiento

Cuando la piel está inflamada, recetamos, por breves periodos, corticoides tópicos (en crema) que tienen una acción antiinflamatoria. Sin embargo, la humectación es el eje central en el tratamiento de esta dermatitis.

Cuidados en el hogar

1- Realizar baños cortos (entre 10 y 15 minutos) para evitar la resequedad en la piel.
2- Lavar la piel todos los días con sustitutos de jabón, ya que tienen un pH ácido que es lo que específicamente necesita alguien con dermatitis atópica.
3- Secar la piel sin tallarla y cuando esté todavía mojada, aplicar una crema humectante para aprovecharla mejor.
4- Buscar que la crema hidratante contenga urea y ceramidas.
5- Aplicar el producto humectante varias veces al día. La cantidad de veces dependerá de que tan seca notemos la piel. Es conveniente hacerlo por lo menos una vez después del baño y dos veces más a lo largo del día.