Nuestros sitios
Compartir

Ejercicio y dolor

Por: Hercilia Ortiz 03 Dic 2015
¿Crees que el ejercicio y dolor van de la mano? No es así, aquí te decimos que malestares son los más comunes cuando se realiza actividad física.
Ejercicio y dolor

Comenzar a ejercitarse conlleva algunas sensaciones desagradables pero transitorias. Conócelas y evita que te alejen de uno de los mejores aliados para controlar la glucosa.

Aún cuando el ejercicio no es la única herramienta para controlar la glucosa, ya que también se requiere de apego a los medicamentos, alimentación, balanceada y hábitos saludables, este sigue siendo uno de los pilares fundamentales en el tratamiento de la Diabetes.

Te recomendamos este video

Las molestas sensaciones que produce el ejercicio cuando se empieza a practicar de forma regular, pueden ser un obstáculo para la persona diagnosticada con este trastorno, quien todavía no está acostumbrada a hacer deporte.

Para evitar que estos dolores alejen al paciente de la actividad física, su Doctor deberá concientizarlo de que sólo ocurre cuando recién se comienza con la rutina pero, una vez que su cuerpo se adapta al movimiento, esa sensación incómoda desaparece y, en su lugar, se tiene una grata sensación de bienestar.

PUBLICIDAD

La práctica progresiva de un deporte que sea del agrado y de acuerdo a las capacidades de cada persona, también será de fundamental importancia para que no se canse o aburra y lo realice con gusto.

Ejercicio y dolor

Entre los dolores que sienten las personas cuando comienzan a ejercitarse, están:
Los calambres musculares. Estas contracciones ocurren por exceso de ejercicio, deshidratación y desequilibrio hidroelectrolítrico (alteración en el número de los minerales con una carga eléctrica, que son indispensables para muchas funciones de nuestro organismo).

• El dolor agudo. Por lo general, este malestar se manifiesta después de un cambio importante en la frecuencia, intensidad y tiempo de realización de un entrenamiento.

• El dolor de aparición tardía. Aparece cuando alguien se ejercita en exceso o de manera inusual y experimenta un fuerte proceso inflamatorio en sus músculos.

No hay razón para preocuparse, ya que generalmente estas molestias suelen aliviarse con reposo temporal, al estirar los músculos y con un cambio en las rutinas de entrenamiento.

Precauciones importantes sobre el ejercicio y dolor

Es importante que la persona con Diabetes sepa diferenciar este tipo de dolores de aquellos que se derivan de una lesión; los cuales se presentan de manera súbita y se sienten como un pinchazo.

Asimismo, con el fin de reducir al mínimo la posibilidad de padecer cualquier dolor muscular, el paciente debe incluir en su rutina deportiva un calentamiento y un estiramiento al principio y al final de ella.

Debido a la mayor susceptibilidad que tiene una persona con Diabetes de padecer úlceras en los miembros inferiores, también es indispensable elegir un calzado adecuado al deporte que se va a practicar y utilizar protecciones de fieltro en los pies para que no aparezcan ampollas en las zonas de fricción.

También puede interesarte: ¿Cómo prevenir lesiones al hacer ejercicio? 

Para saber cuánto ejercicio debes de hacer para quemar más calorías dale click a esta nota: Los 6 ejercicios que queman más calorías