Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

¿Cómo explicarle a su mejor amigo que tiene Diabetes?

Escrito por:
Comparte la nota

Integrar a los amigos cercanos de nuestros hijos a la lucha por controlar el padecimiento, siempre es buena idea. Hacerlo, no sólo reducirá riesgos en su día a día, especialmente en los momentos en que se encuentran fuera del radar de vigilancia de los padres.

El apoyo de sus amigos también mejorará su autoestima y ayudará a que se sientan aceptados, con todo y los cuidados que deben seguir.

Por supuesto, esta integración debe realizarse con el consentimiento de los otros padres y de forma directa. No es necesario dar grandes rodeos para explicar la situación.

Los niños comprenden mucho más de lo que los adultos pensamos y eso lo debemos aprovechar. Bastará con usar un lenguaje comprensible para no dejar dudas y ser muy claros a la hora de exponer lo que no debe hacerse. Actuando así, seguro nos ganaremos un aliado invaluable.

¿Cómo explicarle a su mejor amigo que tiene Diabetes?

Acercarse al mejor amigo de su hijo puede ser difícil; estas son algunas situaciones que los padres deberán evitar:

Precipitarse al exponer la situación. Si lo hace, se corre el riesgo de no ser tomado en serio. Por ello, es fundamental buscar el momento adecuado para hablar del asunto, dejar que el chico asimile la información y haga todas las preguntas que le surjan.

Nunca actúe a espaldas de su hijo. Él debe formar parte de la charla para que no se sienta excluido ni traicionado.

No los espante. Sea claro sin llegar a ser alarmista o crudo. Con decir cosas como “puede ponerse muy enfermo” es más que suficiente para marcar los límites que deben respetar.

Jamás busque convertir a los amigos en espías o niñeras. Esto, con toda seguridad, afectaría su amistad de manera irreversible. No es necesario llegar a ello. Sólo requiere de su cooperación para que no se expongan a situaciones que van en contra de su bienestar.

Hacer sentir ‘responsables’ a los niños de la salud de su amigo. Con la charla sólo se pretende que los niños estén informados y que entiendan que su amigo es perfectamente normal pero que debe tener algunos cuidados extras.

También lee: 

¿Cómo ayudar a tu hijo con Diabetes en la escuela?

PUBLICIDAD

Cómo evitarle trastornos alimenticios a tus hijos

 

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10