Nuestros sitios
Continúa leyendo:
Keep calm & bájale a la sal.
Comparte
Compartir

Salero en las mesas y el consumo de sodio

Por: Diabetes Juntos x ti 07 Feb 2018
Los restaurantes del Distrito Federal han retirado de sus mesas la sal, como parte de la campaña “Menos sal, más salud”, lo que plantea la duda ¿es ésta una buena política para reducir su consumo?
Salero en las mesas y el consumo de sodio

La reciente política del gobierno del capitalino de retirar los saleros de las mesas de las restaurantes responde a que el consumo promedio de sal de un mexicano es de 11 mil miligramos al día, mientras que la recomendación sería no exceder de 2 mil miligramos.

Al principio pensé que esta iniciativa no sería posible de lograr, pues muchos mexicanos, por cultura, tienen un apego al salero, lo que hace muy difícil lograr que la gente la acepte. No obstante, al observar la conducta en los restaurantes creo que sí está funcionando.

Te recomendamos este video

Por otro lado, la realidad es que sólo un porcentaje pequeño de sodio proviene de la sal de mesa y el resto se obtiene del consumo de alimentos procesados. Aunque la disminución de sodio es poca, con esta nueva norma se reduce la inquietud de estarle agregando sal a los alimentos que ya la contienen desde su preparación inicial.

Ahora uno cae en cuenta que utilizábamos el salero sin darnos cuenta, e inconscientemente lo estábamos tomando y sacudiendo sobre el plato, por lo que creo que ha sido una buena medida no tenerlo a la mano, porque así la persona se hace consciente de que va a solicitar el salero y la decisión que está tomando.

Recomendaciones de sodio

La recomendación de sal es de 2 g o 2 mil miligramos por día. Sin embargo, como es muy difícil llevar esto a la vida práctica, aquí hay algunas equivalencias:

Ración de sal              Contenido aproximado de sodio

1/4 de cucharadita     600 miligramos

1/2 de cucharadita     1,200 miligramos

3/4 de cucharadita     1,800 miligramos

1 cucharadita              2,400 miligramos

Los beneficios del sodio

También es importante saber que el consumo de sodio es necesario en el organismo, pues este nutriente ayuda a controlar la presión arterial, transportar el oxígeno, mejora la memoria, regula la cantidad de agua en sangre, contribuye a la contracción de los músculos y abre el apetito. No obstante, también hay que remarcar que el exceso promueve la retención de líquidos, eleva la presión arterial y provoca problemas cardiovasculares.

Más medidas

Otras acciones que se podrían llevar para disminuir el consumo de sodio son:

  • Colocar etiquetas en los productos empaquetados, explicando si es un producto bajo, moderado o alto contenido de sodio.
  • Reducir la cantidad de sodio de los productos empaquetados, pues para ser considerados bajos en sodio deben tener menos de 40 mg, y muy pocos alimentos en el mercado cumplen este requisito.
  • Poner condimentos en las mesas de los establecimientos, para no quitarle el sabor a los alimentos.
  • Leer las etiquetas y verificar el contenido de sodio de todos los productos que consumes procesados en un día.
  • Evitar el consumo de carnes frías, como jamón, salchicha, mortadela, etc., o productos enlatados como el atún.
LEE MÁS CONTENIDO