Nuestros sitios
Continúa leyendo:
Beneficios de la metformina
Comparte
Compartir

10 consejos para hacer buen uso de tus medicamentos

Por: Diabetes Juntos x ti 25 Ene 2016
Si te diagnostican una enfermedad que deba tratarse con medicamentos específicos, es importante seguir al pie de la letra lo indicado por el Médico. También […]
10 consejos para hacer buen uso de tus medicamentos

Si te diagnostican una enfermedad que deba tratarse con medicamentos específicos, es importante seguir al pie de la letra lo indicado por el Médico. También se debe estar bien informado de la enfermedad y del tratamiento a seguir, de esa manera la recuperación y la estabilidad llegarán más rápido.

10 consejos para hacer buen uso de tus medicamentos

A continuación te damos algunos tips para que cuides tus medicamentos y respetes el tratamiento:

1-Todo a su tiempo

Te recomendamos este video

Antes de comenzar el tratamiento debes saber cuándo, a qué hora y cómo debe tomarse el medicamento. Esto es porque cada medicamento tiene una composición y también un tiempo de acción y de eliminación. Para su eficacia se indica la dosis, cuándo debe tomarse, cómo y por cuánto tiempo.

2-Termina el tratamiento

Algunas personas deciden abandonar el tratamiento una vez que se sienten mejor, pero eso no es recomendable. El no respetar pautas como el horario a seguir en las tomas, saltárselas o dejar los fármacos cuando se encuentra bien puede tener consecuencias graves, sobre todo en condiciones crónicas como la hipertensión, la Diabetes o situaciones agudas como infecciones tratadas con antibióticos.

3-Cuidar la dosis

PUBLICIDAD

Aumentar la dosis del medicamento NO ayuda a tener un mayor efecto terapéutico. Al ingerir una cantidad o dosis mayor de medicamento no se conseguirá una curación; al contrario, una cantidad excesiva de sustancia activa no aumenta la eficacia pero sí la posible toxicidad.

4-La dosis perfecta

Las formas farmacéuticas líquidas deben dosificarse siempre con la medida incorporada en el envase, ya sea una cuchara o un dosificador, de esta manera evitas los errores de dosis.

10-consejos-para-hacer-buen-uso-de-tus-medicamentos-1

5-Vías de administración

Existen medicamentos que no se pueden partir ni masticar porque están fabricados con un encapsulamiento destinado a activarse según va pasando por el organismo, y si no llega en la condición requerida el medicamento no funciona correctamente.

 6- Fija tus horarios

En caso de olvidar la toma no se pueden ingerir dos dosis juntas. Si ha pasado poco tiempo, puedes tomar la dosis normal, pero si falta poco para la toma siguiente, es mejor esperar a la hora fijada. Es mejor consultar con un Médico ya que la solución es diferente según el medicamento y la enfermedad que se trate.

7-Cuida tus medicamentos

Después de usar el medicamento, el envase debe cerrarse bien y guardarse en un lugar donde no esté expuesto a la luz del sol. Tampoco es recomendable guardarlos en el armario del baño. La humedad, el calor y la luz pueden afectar la potencia y la seguridad de las medicinas.

8-Tecnología a tu favor

Si por lo general estás conectado a algún dispositivo electrónico, puedes configurar alarmas que te recuerden la hora de tomar tu medicamento. Por ejemplo, puedes crear alertas de correo electrónico o de texto para indicar que es hora de tomar tu medicina.

10-consejos-para-hacer-buen-uso-de-tus-medicamentos-2

9-No mezcles

La mayoría de los medicamentos no se deben utilizar con bebidas alcohólicas, ya que existe el riesgo de que sus efectos se modifiquen. Aún en pequeñas cantidades, el alcohol puede provocar problemas, algunas veces serios, si su ingestión coincide con la de ciertos medicamentos. Por ejemplo, el paciente puede sentirse cansado o sus reacciones podrían ser retardadas.

10-Guarda las etiquetas

Cuando se compra un medicamento, es mejor conservar las etiquetas u otras informaciones de interés. De hecho, es mejor mantener los medicamentos en su envase original. Muchas de las medicinas se parecen, así que si guardas las cajas, podrás diferenciarlas y sabrás cómo debes tomarlas. Lee cuidadosamente la etiqueta cada vez que tomes una dosis para confirmar que se trata del fármaco adecuado y de que sigues las instrucciones correctamente.

 

Fuentes: Adriana Estrada.