Nuestros sitios
Compartir

Bienestar

10 consejos para mantener la motivación

Por: Diabetes Juntos x ti 08 Ene 2016
Vivir con Diabetes no es sencillo, se requiere un cambio de vida, seguir nuevas dietas y formas de comer, hacer ejercicio, ser constante con el […]
10 consejos para mantener la motivación

Vivir con Diabetes no es sencillo, se requiere un cambio de vida, seguir nuevas dietas y formas de comer, hacer ejercicio, ser constante con el tratamiento a pesar de los problemas y mantener un buen estado de ánimo para no rendirse ante las adversidades. Es indispensable que una persona con esta enfermedad pueda encontrar y mantener la motivación para seguir adelante día a día.

10 consejos para mantener la motivación

1-Descubrir lo que te motiva a cuidar de tu salud:

Algunos estudios demuestran que la clave para mantenerse motivado es encontrar una razón personal para cuidar la salud. Se debe reflexionar sobre las cosas que impulsan a seguir con la dieta y el ejercicio. Tener presente esas razones es fundamental para los malos momentos o los tiempos de duda.

2-Relaciones adecuadas:

Te recomendamos este video

Si no se conoce a nadie que tenga la misma enfermedad y que haya aprendido a vivir controlando sus niveles de glucosa, se debe buscar esa compañía. Aunque el apoyo familiar es indispensable, también es importante convivir con personas que entiendan por lo que estás pasando y que se vuelvan un soporte emocional en los días que todo falla. Además, personas con experiencia pueden compartir estrategias para un mejor cuidado.

3-Verificar progresos:

Se debe contar con herramientas que permitan verificar los progresos. El paciente debe tomar nota de sus resultados, de otro modo jamás sabrá de manera certera cómo va el tratamiento. Es recomendable tener un diario para apuntar los niveles de glucosa, la comida que se consume y los horarios de cada medicamento. De esta forma se puede saber qué funciona y qué debe cambiar.

4-No hay pretextos:

PUBLICIDAD

Usar frases como “No tengo tiempo”, sólo provocan un bajón de motivación. Los pretextos de tiempo y dinero son la salida más fácil para no cuidar la salud. Además, 99% del éxito del tratamiento depende del autocuidado.

5-Plantearse objetivos:

Las metas no siempre se cumplen; sin embargo, eso no es razón para darse por vencido. Si aún no se cumplen esos objetivos, puede que hayan sido planteados a largo plazo. Una buena idea es dividirlos en tres pequeñas tareas que puedan ser evaluadas en un par de semanas o meses.

10-consejos-para-mantener-la-motivacion-1

6-Conocimiento:

Conocer más sobre la enfermedad es una buena manera de ser constante con un tratamiento. Cuando se diagnostica una enfermedad como la Diabetes, es importante que la persona investigue más sobre ella, desde las causas hasta las consecuencias de no seguir las indicaciones del Médico. Conocer los beneficios también es importante, y tratar de alcanzarlos puede ser la motivación necesaria para la persona. Entre los beneficios más importantes están: la prevención de complicaciones en los ojos, riñones, corazón y pies.

7-Controlar el fracaso:

Desviarse del objetivo no es motivo suficiente para rendirse. Siempre habrá malos días, pero se puede volver al camino correcto. Para poder seguir adelante es bueno reflexionar sobre los sentimientos; a veces, el enojo o la frustración provocan que la persona descuide su salud.

8-No hay que temer al Médico:

Cuando se tiene una cita con el Médico, algunas personas experimentan nerviosismo, pues creen que todos sus resultados serán negativos. Se recomienda respirar y recordar que las citas con el Médico son una valiosa oportunidad para saber sobre los progresos y aclarar dudas.

9-Actitud positiva:

No hay que ser fatalista, ya que las ideas negativas pueden ser un gran obstáculo para controlar los niveles de glucosa. Fortalecer y fomentar una actitud positiva, imaginando, por ejemplo, que se pierde el peso extra, hace que las metas se sientan reales y posibles.

10-Claridad:

No conocer las metas del tratamiento puede provocar que no se sienta una mejoría. Si aún no se tienen objetivos claros, específicos, realistas, relevantes y medibles a corto plazo y largo plazo, es bueno pedir al Médico que ayude a formularlos.

 

Fuentes: Estudios realizados en la Universidad de Temple; Hercilia Ortiz.