Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Arranca proyecto de páncreas artificial

Por: Diabetes Juntos x ti 26 Jul 2011
Científicos de la Clínica Mayo comenzarán los estudios para el desarrollo de esta nueva tecnología, un paso en el tratamiento de la Diabetes tipo 2.
Arranca proyecto de páncreas artificial

científicosUna cantidad mínima de actividad física después de las comidas repercute profundamente sobre los niveles de azúcar sanguíneo entre quienes padecen Diabetes tipo 1, según lo indican los Doctores Yogish Kudva y Ananda Basu, investigadores de la Clínica Mayo.

A tales conclusiones llegaron gracias a un estudio en donde se evaluó el resultado de la actividad física en el metabolismo de la glucosa. “No se habían examinado los efectos de una actividad física de baja intensidad que imita las actividades de la vida cotidiana, midiéndolos con acelerómetros precisos sobre la variabilidad de la glucosa en la Diabetes tipo 1”, acota el Doctor Kudva.

Te recomendamos este video

Las personas con Diabetes que participaron en actividad física de bajo grado después de comer mostraban niveles de azúcar sanguíneo cercanos a los de las personas cuyo páncreas funciona al 100%. Sin embargo, quienes permanecieron sedentarios después de la comida, presentaron niveles elevados de azúcar sanguíneo.

Los científicos planifican incorporar estos hallazgos en un páncreas artificial desarrollado en Clínica Mayo. El “sistema de circuito cerrado” en desarrollo incluye un monitor del azúcar sanguíneo, una bomba automática de insulina, un juego de monitores de actividades que se adhieren al cuerpo y una unidad de procesamiento central.

PUBLICIDAD

Los ensayos clínicos de los páncreas artificiales posiblemente empezarán en noviembre de 2011, con algunos voluntarios hospitalizados. Los participantes en el estudio seguirán dentro de la Unidad de Investigación Clínica de Mayo una dieta estricta, así como regímenes de ejercicio y administración de insulina. Luego, se ingresarán los datos a un algoritmo para la administración de insulina, el cual imita el proceso natural del organismo para controlar y responder a los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo.

“La actividad física mejora la acción de la insulina, disminuyendo la concentración de glucosa en la sangre”, explica el Kudva. “La detección de la actividad física en tiempo real, junto con la muestra de su efecto sobre la dinámica de la glucosa, es fundamental para diseñar un sistema automático de entrega de insulina”.

Esperamos que esta tecnología resulte viable y pronto esté a la venta.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas