Nuestros sitios
Continúa leyendo:
¿Discapacidad visual?
Comparte
Compartir

Cirugía Refractiva

Por: Diabetes Juntos x ti 13 Ene 2016
La cirugía refractiva puede ser una buena opción si se desea dejar los lentes de manera definitiva. Sin embargo, antes de someterse a una cirugía […]
Cirugía Refractiva

La cirugía refractiva puede ser una buena opción si se desea dejar los lentes de manera definitiva. Sin embargo, antes de someterse a una cirugía es importante saber las opciones existentes y asegurarse de ser candidato para este procedimiento.

Cirugía Refractiva

Esta cirugía es la corrección mediante láser de cualquier defecto refractivo en la córnea como:

Te recomendamos este video

Miopía: Mala visión de lejos

-Hipermetropía: Deficiente visión de cerca

PUBLICIDAD

Astigmatismo: Visión distorsionada

-Presbicia: Vista cansada. Sólo en algunos casos se usa la cirugía para corregir este problema.

Tipos de Cirugía

cirugia-refractiva-1

Existen dos técnicas para realizar una cirugía refractiva: lasik y la cirugía de superficie avanzada, llamada PRK.

Las cirugías refractivas tienen una duración aproximada de 10 a 20 minutos.

Lasik:

Su nombre viene del inglés: Laser-Assisted in Situ Keratomileusis.

Se efectúa un corte automatizado muy fino en la superficie del ojo y el Oftalmólogo moldea la córnea con un rayo láser para ajustar la capacidad de enfoque de este órgano.

Después del procedimiento, se requieren entre 24 y 48 horas para restablecer la visión.

PRK:

Significa photorefractive keratectomy.

Cuando las personas tienen comprometida la presión del ojo o la córnea muy delgada, se sugiere recurrir a este procedimiento en el cual se trabaja a través de la superficie de la córnea, ya sea removiendo el epitelio con una sustancia química o con el mismo láser.

3 o 4 días se necesitan para la recuperación visual. Puede ser más doloroso durante las primeras 48 horas.

¿Eres candidato?

Este tipo de cirugías están indicadas cuando:

-Se tiene miopía de 1 a menos de 10 dioptrías.

-Existe astigmatismo, hasta 5 dioptrías.

-Hay hipermetropía, de 4.5 a 5 dioptrías.

-Se comprueba estabilidad refractiva. Normalmente se obtiene entre los 18 y 20 años y se verifica con dos revisiones anuales en las que se confirma que la graduación no ha cambiado.

-Se tiene una córnea con buen espesor y que no sea extremadamente delgada.

El cristalino es transparente, sin cataratas, en el caso de adultos mayores.

-Idealmente, se debe tener entre 18 y 50 años.

Pruebas básicas:

Antes de cualquier procedimiento se deben realizar tres pruebas básicas:

cirugia-refractiva-2

1-Examen oftalmológico completo que incluya pruebas de visión, revisión de los músculos oculares, chequeo de las pupilas, etc.

2-Topografía de elevación en la que se mide la elevación y curvatura de la córnea.

3-Taquimetría en la que se calcula el grosor corneal. Además, es importante que si se usan lentes de contacto, el paciente suspenda su uso por lo menos una semana antes.

Resultados

Después de ser intervenido con cirugía refractiva, son necesarios los cuidados básicos que requiere cualquier otra operación, más algunos específicos para la visión.

Medicamentos, reposo y disminución de actividad.

Evitar frotar el ojo durante el primer mes.

Dormir con goggles protectores los primeros 5 días.

No hacer ejercicio las primeras dos semanas, sobre todo, deportes acuáticos.

No maquillarse los ojos.

Una buena selección se verá reflejada en la eficacia. Cuando se trata de miopía e hipermetropía, lo más probable es que los buenos resultados duren casi toda la vida. A veces, se puede necesitar un retoque después de los 45 o 50 años.

Excepciones

Existen casos en los que se recomienda no someterse a cirugía refractiva:

-Si se padece alguna otra enfermedad que pueda comprometer la intervención o recuperación.

Padecimientos que afecten la cicatrización o la estabilidad del ojo, como Diabetes avanzada u otras enfermedades oculares que puedan agravarse, como ojo seco.

-También si se trata de un caso con graduación muy alta; en estos casos se recomiendan otros procedimientos como un implante de lente intraocular.

 

Fuentes: Javier Andrés Gaytán Melicoff, Especialista en Córnea y Cirugía Refractiva, Director de Microcirugía Ocular de Puebla S.C y Médico Adscrito al Hospital Ángeles Puebla; Rosario Torres.

NOTAS RELACIONADAS