Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Después de los 40, a revisarse los ojos

Por: Diabetes Juntos x ti 07 Dic 2010
Esto podría retrasar el desarrollo de complicaciones visuales derivadas de la Diabetes.
Después de los 40, a revisarse los ojos

ojoCatarata, glaucoma y retinopatía diabética son padecimientos oculares que, sin el adecuado diagnóstico y tratamiento, provocan ceguera en forma rápida y progresiva. Por ello, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomiendan que, a partir de los 40 años de edad, las personas con factores de riesgo como Diabetes mal controlada acudan al Oftalmólogo a revisión, por lo menos una vez al año, ya que la detección oportuna de estas enfermedades permite retrasar la manifestación de la enfermedad y la aparición de síntomas.

El Doctor Ernesto Díaz del Castillo Martín, de la Jefatura de División de Oftalmología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, indicó que, si bien no hay ejercicios para proteger los ojos o mejorar la visión, es indispensable que las personas acudan con el especialista, a revisión oftalmológica, 2 veces al año después de los 40 años de edad y 3 veces después de los 60.

Te recomendamos este video

Esto, dijo, con el fin de detectar oportunamente algún problema. “El glaucoma, por ejemplo, es una patología que generalmente no presenta síntomas; en el tipo de glaucoma más frecuente, la presión del ojo se eleva poco a poco y el paciente no siente nada, mientras se va lesionando el nervio óptico; si no acude periódicamente a revisión, dicho nervio se va a lesionar y ya no es recuperable”.

El Doctor Díaz del Castillo Martín informó que entre las enfermedades más serias en los ojos están la catarata (pérdida de trasparencia del cristalino) –principalmente en la población mayor de 60 años de edad–, glaucoma (aumento de la presión intraocular que produce lesiones en el nervio óptico) y retinopatía diabética (lesión ocular por la debilidad de los vasos capilares, consecuencia de la Diabetes).

PUBLICIDAD

Finalmente, dijo que el único especialista autorizado para diagnosticar e instaurar tratamiento médico es el Oftalmólogo y no el Optometrista; la función de este último es únicamente realizar la graduación de los anteojos.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas