Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Diabetes e hipertensión, ¿cómo controlarlas?

Por: Diabetes Juntos x ti 18 Ago 2009
Se trata de dos factores de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares, así que si tienes ambas, debes controlarlas.
Diabetes e hipertensión, ¿cómo controlarlas?

hipertensionTanto la hipertensión arterial como la Diabetes son factores de riesgo para originar enfermedades cardiovasculares; de manera que cuando una persona con Diabetes presenta hipertensión arterial o viceversa se multiplica el riesgo de padecer una enfermedad coronaria.

La hipertensión arterial afecta al 60 % de la población con Diabetes y desgraciadamente contribuye al desarrollo y la progresión de las complicaciones propias de la Diabetes. El tiempo y la presentación de la hipertensión difieren entre las personas con Diabetes tipo 1 y las personas con Diabetes tipo 2.

Te recomendamos este video

En los pacientes con Diabetes tipo 1, la hipertensión se desarrolla después de varios años de evolución de la enfermedad y usualmente refleja el desarrollo de nefropatía diabética, indicado por niveles elevados de albúmina urinaria. En pacientes con Diabetes tipo 2, la hipertensión puede estar presente al momento del diagnóstico o aun antes de desarrollarse la hiperglucemia y a menudo es parte de un síndrome que incluye intolerancia a la glucosa, resistencia a la insulina y obesidad.

Los pacientes con Diabetes no pueden tratar su hipertensión con cualquier medicamento ya que puede afectar el tratamiento de la Diabetes, por esta razón y tras varios estudios se sabe hoy en día que el mejor tratamiento para la hipertensión en personas con Diabetes son los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), y los beta bloqueadores.

PUBLICIDAD

Estos medicamentos se prefieren ya que se ha demostrado que reducen la tasa de eventos cardiovasculares y la progresión de la enfermedad renal con muy pocos efectos adversos sobre el perfil de la glucosa. Los beta bloqueadores también reducen los eventos cardiovasculares y retardan la progresión de la enfermedad renal.

Los médicos afirman que la prevención es la mejor opción para evitar padecer este tipo de enfermedades. Las recomendaciones son las siguientes.

  1. Mantener el peso ideal. La reducción de peso puede disminuir la presión arterial y puede también mejorar la glucemia. La pérdida de 1 kg de peso reduce la presión arterial en aproximadamente 1 mmHg.
  2. Se debe evitar el consumo de alcohol.  
  3. Incrementar la actividad física aeróbica; 30-45 minutos por día, 3 a 4 veces por semana.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas