Nuestros sitios
Compartir

Diabetes y leche

Por: Diabetes Juntos x ti 25 Feb 2016
No es un alimento prohibido para las personas con Diabetes
Diabetes y leche

“Desafortunadamente, a las personas con Diabetes, les prohíben muchos alimentos, entre ellos la leche y sus derivados”, dice la Doctora Olga García Obregón, Investigadora en Nutrición humana de la Universidad Autónoma de Querétaro. “sin embargo –continúa– nosotros hemos encontrado que los carbohidratos de la leche se absorben lentamente en el organismo, lo que ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre, estables”.

Diabetes y leche

Cada vez hay más estudios que hacen énfasis de la importancia que tiene la leche en la prevención y el control de algunas enfermedades crónicas como la hipertensión y la Diabetes tipo 2. Se sabe, por ejemplo, que las proteínas de la leche y el magnesio (mineral presente en los productos lácteos) ayudan a que se eleve la acción de la insulina, es decir, reduce las posibilidades de desarrollar resistencia a la insulina y todos sabemos que la acción de esta hormona mantiene en niveles adecuados el azúcar en sangre.

Te recomendamos este video

Además, “las personas con Diabetes pueden llegar a tener carencia de ciertos nutrimentos”, dice García Obregón “y la leche y sus derivados son una fuente importante de vitamina A, C y D, así como algunas vitaminas del complejo B, y minerales como el calcio y el fósforo, al incluir en su dieta porciones de queso, yogur o leche, pueden cubrir las recomendaciones diarias de nutrientes”.

Por su parte Nadia Montes, Nutrióloga y Educadora en Diabetes, nos explica que existen opciones saludables para personas con Diabetes “se recomienda que consuman yogur natural, bajo en grasa y sin azúcar añadida, leches descremadas o deslactosadas y quesos blancos que no tienen tanta grasa”.

PUBLICIDAD

La idea es que ningún alimento falte en el plato de las personas con Diabetes, pero que cada uno sea comido en la porción recomendada. En este sentido, Olga García recomienda que sean 3 porciones de lácteos las que se incluyan en la dieta. “Una porción puede ser 1 taza de leche, 30 gramos de queso, 1 yogur bebible o 3 cucharadas de queso cottage, por ejemplo”.

La leche y la obesidad

El calcio juega un papel muy importante en el control de la grasa que acumula el organismo. Personas con un mayor consumo de leche, pueden disminuir más rápidamente de peso o si se encuentran en su talla, impedir la ganancia de kilos, pero ¿por qué sucede? Nadia Montes explica que el calcio tiene una participación importante “se ha descubierto que al existir un buen equilibrio de calcio en nuestras células, los adipocitos (células del tejido adiposo) no van a crecer de tamaño y, por tanto, no aumentaremos de peso”.

Esto podría chocar con el hecho de que los productos lácteos contienen mucha grasa. Sin embargo, ciertos tipos de grasa son indispensables en el buen funcionamiento del organismo. Además, la recomendación de la Secretaría de Salud es el consumo de lácteos desgrasados.

Recuerda platicar con tu Médico o Nutriólogo sobre lo que debes incluir en tu plan alimenticio.

LEE MÁS CONTENIDO