Nuestros sitios
Compartir

Embarazo y Diabetes

Por: Diabetes Juntos x ti 02 Abr 2014
Sí se puede, pero debes planearlo.
Embarazo y Diabetes

Ya sea que tengas Diabetes tipo 1 o Diabetes tipo 2 es posible que tengas un bebé, siempre y cuando planees tu embarazo y controles muy bien tu Diabetes. Lo primero es hablar con tu endocrinólogo y tu ginecólogo para que una vez que te practiquen exámenes de salud, puedas comenzar a llevar a cabo esa experiencia. Esto con el fin de asegurarte que tanto tú como tu bebé se mantengan saludables.

Para que tu embarazo sea saludables, pon atención a los siguientes puntos:

  • Si tienes Diabetes y deseas quedar embarazada, lo principal es que mantengas tus niveles de glucosa dentro de los límites ideales. De esta manera tú y tu bebé estarán saludables.
  • Revisa tus niveles de azúcar en la sangre con frecuencia, para saber si este estás controlada.
  • Antes de embarazarte, realiza ejercicio de forma regular y come alimentos saludables. Esto te ayudará a mantenerte en un peso saludable o ayudarte a bajar de peso, si necesita hacerlo, antes de quedar embarazada.
  • Toma ácido fólico antes de quedar embarazada. Esto podría ayudar a prevenir los defectos del tubo neural en el bebé.
  • Deja de fumar por lo menos un año antes de quedar embarazada. Las mujeres que fuman durante el embarazo ponen en peligro la vida de su bebé.
  • Realízate exámenes para saber si tienes alguna complicación derivada de la Diabetes como retinopatía o neuropatía.
  • Pídale a su médico que la revise para detectar si tiene problemas causados por la Diabetes, como enfermedad de los ojos o de los riñones. Estos problemas pueden empeorar durante el embarazo.

¿Por qué tengo que planificar mi embarazo?

Te recomendamos este video

Planificar el embarazo siempre resulta una buena idea para evitar enfermedades o complicaciones. Cuando se tiene Diabetes, planearlo es mucho más importante, pues si ésta no se encuentra controlada, puede causar trastornos tanto a la madre como al bebé.

Durante las primeras semanas de embarazo, los órganos del bebé ya se están formando. Si tu nivel de azúcar en la sangre está alto en esta etapa puede afectar la forma en que se desarrollan sus órganos. En cambio, si tu nivel de azúcar en la sangre se encuentra controlado cuando te embaraces corres un riesgo más bajo de que tu bebé tenga problemas.

Además, hay una tendencia más alta a tener abortos espontáneos en mujeres cuyo nivel de azúcar en la sangre no está controlado antes de quedar embarazadas. Un nivel alto de azúcar en la sangre durante el embarazo también puede provocar otros problemas, entre los que se incluyen:

  • Bebés más grandes de lo normal. Cuando la madre tiene un nivel alto de azúcar en la sangre, el azúcar adicional se transmite al bebé. Esto hace que el bebé crezca más de lo normal. El hecho de que un bebé crezca demasiado puede causar problemas tanto para la madre como para el bebé durante el parto.
  • Hipoglucemia en el bebé después del nacimiento. Esto sucede debido a que el cuerpo del bebé libera más insulina para manejar la cantidad adicional de azúcar durante el embarazo. A veces, el cuerpo del bebé continúa liberando más insulina después del nacimiento. Esto puede hacer que tenga un nivel bajo de azúcar en la sangre, lo que puede convertirse en una emergencia si no se trata.
  • Ictericia. Es una afección que hace que la piel y la parte blanca de los ojos de un bebé se vean amarillentos, debido a una acumulación de bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es una sustancia de color amarillo producida por la descomposición de los glóbulos rojos en el cuerpo. Las mujeres que tienen Diabetes tienen más probabilidades que las mujeres que no tienen Diabetes de tener bebés con ictericia.