Nuestros sitios
Comparte
Compartir

En el camino: comida y ejercicio

Por: Diabetes Juntos x ti 15 Mar 2011
¿Tienes que salir?, ¡no descuides tu dieta ni tu rutina!
En el camino: comida y ejercicio

 

Tienes tu plan semanal del Reto YoConDiabetes. Ahí, como sabes, están previamente establecidos menús y rutinas de ejercicio; sigues puntualmente el Plan pero resulta que por alguna razón tienes que salir de viaje o bien, pasas mucho tiempo en la calle y eso dificulta que lo sigas al punto.

Te ofrecemos algunos tips para sobrellevar este tipo de contingencias.

Comida de viaje

Comer sanamente fuera de casa es una tarea difícil. No abundan los lugares donde se privilegie a la salud por encima de lo comercial y en las terminales de viajero no existe una variedad sana de donde escoger por si nos da hambre.

Por ello, cada quien debe hacerse responsable de lo que consume y saber con que alternativas cuenta.

  • Cuando debas salir de viaje trata de estar preparado. Puedes empacar una o dos piezas de fruta en una lonchera y no tener que comer algo que medio te quita el hambre durante los trayectos, o bien infórmate antes de las opciones que ofrece la compañía de viajes.
  • Si viajas en familia, puedes empacar comida con intención de hacer una parada en el camino. Así, puedes tomar un descanso y relajarte mientras disfrutas de los alimentos.

Si estás en la calle y no tienes otra opción que comer en algún restaurante de comida rápida, puedes intentar lo siguiente:

  • Siempre te van a ofrecer maximizar tu comida por unos pesos más. No lo hagas, pues eso implica un dañino exceso de calorías; mejor, elige las opciones más pequeñas para poder controlar las porciones.
  • Ordena una botella de agua en vez de beber refrescos altos en azúcares, o bien, puedes tomar bebidas de dieta.
  • Estos establecimientos ofrecen ensaladas en sus menús, puedes pedirlas pero vigila que los aderezos sean reducidos en calorías y cuidado con los extras como pan o porciones de carne en el platillo.

Esta comida, aunque no es recomendable, no está del todo prohibida siempre y cuando estés enterado de la información nutricional la misma y evalúes cuales van mejor con tu plan alimenticio.

Ejercicio portátil

  • Mientras a que tu autobús o avión salga, puedes caminar todo lo que quieras en las salas de espera.
  • Durante el trayecto ejercita los músculos de glúteos y abdomen contrayéndolos, así beneficias también la circulación. En el mismo sentido puedes apretar puños y girar tus muñecas y si hay espacio, extender los brazos.
  • Haz que tu rutina te acompañe. No es que vayas a cargar con todo el parque donde caminas o los aparatos de gimnasio que usas, pero bien puedes empacar ligas de estiramiento, un par de pesas pequeñas y siempre tienes la opción de hacer abdominales, desplantes o lagartijas en tu lugar de estancia.
  • Muchos hoteles tiene gimnasio: date el tiempo de visitarlo un rato cada día.
  • Opta por caminar en vez de usar un auto a donde vayas. Caminar o correr en la playa es muy recomendable también.
  • Si tienes acceso a una piscina, nadar siempre es un ejercicio recomendable o en caso de que no sepas, caminar adentro del agua es también una buena opción de resistencia.

Concluyendo: la alimentación y el ejercicio son parte fundamental de tu bienestar, por lo que nadie mejor que tu mismo para aprender a regularte. Verás que una vez asumida esta responsabilidad es sólo cuestión de disciplina y estar informado.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas