Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Establece objetivos de control

Por: Diabetes Juntos x ti 15 Ago 2011
Te damos maneras de establecer objetivos inteligentes para controlar tu Diabetes.
Establece objetivos de control

objetivosLa frustración de no poder mantener el control de la Diabetes, nos puede llevar a desesperarnos y a abandonar nuestro tratamiento. Sin embargo, la solución puede estar en nuestras manos: establecer objetivos reales y alcanzables que, poco a poco, nos lleven al control total.

Y es que de inicio, puede resultar muy fácil mantener niveles óptimos de glucosa (periodo de luna de miel con la Diabetes), pero con el tiempo, el control puede complicarse un poco. Lo primero es analizar si lo que queremos es viable y platicar con nuestro Médico sobre lo que debemos esperar.

Te recomendamos este video

Estos consejos pueden ayudarte a no frustrarte cuando de Diabetes se trate:

  • Piensa en tu objetivo. ¿es realmente alcanzable? Sino es así, establece uno más acorde contigo, pero que igual involucre un esfuerzo. Luego piensa en los mecanismos para alcanzarlo, como hacer 20 minutos más de ejercicio a la semana, cambiar algún platillo de tu menú semanal por una opción saludable o monitorear tu glucosa más seguido. Recuerda que te adaptarás a los cambios más pronto si éstos son poco a poco. No intentes convertirte en el “señor salud” de la noche a la mañana.
  • Sé creativo. Establece metas que quizá no tengan mucho que ver con la Diabetes como preparar tú mismo el desayuno los domingos con ingredientes saludables o intentar la práctica de algún nuevo régimen de ejercicios. Con esto te olvidas de la Diabetes, pero en realidad te estás dando tú mismo un empujón para lograr controlarla más fácilmente.
  • Ajusta durante. Establece nuevos objetivos conforma alcances los que te habías propuesto, incluso puedes plantear metas que te lleven a alcanzar el objetivo previamente establecido como hacer más ejercicio, invitar a tu familia a comer saludable, comer más vegetales, leer las etiquetas de información nutrimental, etc. Cualquier pequeño cambio que te lleve al control puede convertirse en una meta, lo mejor es que una vez que la alcances te sentirás grandioso.

Lo que sí y lo que no

PUBLICIDAD

Si no logras algo que te habías propuesto, no claudiques, mejor analiza las circunstancias que te llevaron a fracasar. Analiza tu ejercicio, la forma en la que te medicaste y, por supuesto, tu alimentación. Incluso hasta tus niveles de estrés, todo aquello que pueda elevar tu glucosa debe ser analizado.

Recuerda que instaurar metas difíciles puede llevarnos a no alcanzarlas. Realiza una evaluación honesta de por qué fallaste y eso puede ayudarte a recuperar la confianza en ti mismo para volver a empezar.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas