Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡Evita las várices!

Por: Diabetes Juntos x ti 12 Oct 2015
No sólo se ven mal, ¡duelen muchísimo!
¡Evita las várices!

Por años, las mujeres han librado una batalla ardua contra las várices. Para muchos puede ser un problema estético, pero la realidad es que se trata de una enfermedad que causa piernas cansadas, comezón, dolor, hinchazón y cambios de color en la piel. Además no se trata sólo de un problema femenino, cerca del 50% por ciento de la población ha padecido sus síntomas en algún momento de su vida.

Las varices son un problema de salud que, si no es atendido correctamente, puede conducir a complicaciones riesgosas para el organismo, advierte Francisco Israel Trejo Sáchez, especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la buena noticia es que evitando el sedentarismo, se previene este malestar.

Te recomendamos este video

Una vena varicosa, dice el doctor Francisco Israel Trejo Sánchez, Médico cirujano adscrito a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 41 del IMSS, es la dilatación anormal y permanente de una vena, que se forma cuando sus válvulas no cierran bien, por lo que la sangre comienza a acumularse haciendo que se inflame, deforme y pierda fuerza.

Sus principales manifestaciones son: sensación de piernas cansadas o pesadas, sobre todo por la tarde y la noche; inflamación, dolor, calambres y comezón.

PUBLICIDAD

Las várices aparecen como venas muy finas de color rojo o violeta en las extremidades inferiores, con apariencia de telaraña, que por falta de atención adecuada se tornarán gruesas y con esa coloración azul-verdosa que las caracteriza, apunta el doctor Trejo Sánchez.

Se les clasifica en superficiales, medias y profundas. El 80% de ellas corresponden al tipo superficial; el 20% restante son las que presentan las complicaciones más graves, como la trombosis, formación de un coágulo que tapa el conducto sanguíneo, mismo que se puede desprender y viajar a cualquier parte del cuerpo, incluyendo el corazón. “Es importante subrayar que aproximadamente 80% de los infartos de cerebro y corazón se derivan de trombos que viajan por la circulación sistémica”, asegura Trejo Sánchez.

Sobrepeso, su principal causa

Los factores que pueden determinar su aparición son: sobrepeso u obesidad; Diabetes, sedentarismo; permanecer de pie o sentado durante periodos prolongados. También influye usar ropa muy ajustada, llevar una mala alimentación, el tabaquismo y el embarazo, ya que el peso del bebé aumenta la presión en las piernas.

Las varices pueden aparecer en cualquier edad, aunque son más frecuentes a partir de la cuarta década de vida. No distinguen sexo, pero su manifestación es mayor en la mujer que en el hombre, en relación 4 a 1 por motivos hormonales.

Estudios estadísticos indican que del 40 al 50% de los mexicanos tiene algún problema de várices, y de esta cifra, 80% son mujeres. En el IMSS se reciben más de 230 mil casos de varices complicadas al año.

Consejos para evitarlas

Si hay várices, subraya el Doctor Trejo Sánchez, aunque sean esas pequeñas venitas indoloras, no esperes a que el problema se vuelva insoportable. Lo ideal es adoptar medidas de prevención. Se necesita captar al paciente cuando apenas empieza el problema para aplicar con oportunidad medidas higiénico-dietéticas:

  • Abandonar el sedentarismo será el primer paso, con rutinas de ejercicio diario que pueden realizarse en casa u oficina. Se sugiere la caminata diaria, al menos 20 minutos y con paso firme y continuo.
  • Mejorar la alimentación, incluyendo frutas y verduras y dejando de lado grasas, azúcares y comida chatarra.
  • Dejar de consumir sal ya que retiene líquidos.
  • Evitar el cigarro, ya que éste afecta las venas y arterias.

Asimismo, se deben usar medias de compresión que ayudan a evitar que la sangre se vaya hacia las venas más pequeñas y cercanas a la piel. El tratamiento de las varices incluye analgésicos, antiinflamatorios y diuréticos (para eliminar la hinchazón).

En casos extremos se recurre a métodos más radicales, como extirpar las venas afectadas mediante la cirugía o desecarlas mediante la escleroterapia.

Con información del IMSS

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas