Nuestros sitios
Compartir

Identifica los síntomas de un ataque de pánico

Por: Diabetes Juntos x ti 25 Nov 2015
Un ataque de pánico tiene un origen emocional y es producido por circunstancias que provocan mucha ansiedad o por estrés prolongado. Es indispensable que se tome nota de […]
Identifica los síntomas de un ataque de pánico

Un ataque de pánico tiene un origen emocional y es producido por circunstancias que provocan mucha ansiedad o por estrés prolongado. Es indispensable que se tome nota de los síntomas en caso de que alguien cercano a ti sufra uno de estos periodos.

Identifica los síntomas de un ataque de pánico

A veces, los ataques de pánico se presentan con síntomas que simulan otras enfermedades, otras veces se cree que no ha sido nada grave porque el momento pasa y no deja repercusiones físicas que alerten al afectado. Sin embargo, este problema no es, bajo ningún motivo, algo que se deba ignorar o considerar que quien lo sufre está simplemente “exagerando”.

Te recomendamos este video

Durante un ataque se tienen al menos cuatro de estos síntomas:

-Molestia o dolor torácico.

PUBLICIDAD

-Náuseas, mareo y malestar estomacal.

-Entumecimiento de manos, pies o cara.

-Palpitaciones y frecuencia cardiaca alta.

-Sensación de dificultad para respirar.

-Sudoración o escalofrío.

-Temblor o estremecimiento.

-Miedo a morir.

-Sentimientos de separación o de irrealidad.

¿Cómo reacciono ante un ataque de pánico?

Antes que nada, ya sea uno mismo el afectado o alguien a nuestro alrededor, lo principal es tranquilizarse. Es bueno asegurar a la persona que no está en riesgo ni peligro y darle una bolsa de papel para contrarrestar la hiperventilación. Se puede dar un ansiolítico en caso de contar con uno, pero también es necesario ponerse en contacto con un Médico.

Se deben tomar medidas para combatir los ataques de pánico pues, aunque no se corre un riesgo mortal, sí se afectan las interacciones familiares, sociales y laborales de una persona; incluso, se pueden desarrollar nuevas fobias que necesitarán otro tipo de atención especializada.

Existen tratamientos para combatir los ataques de pánico, pero se trata de un problema que se debe afrontar con un método multidisciplinario. Sí pueden incluirse fármacos, aunque es mejor si no se depende de ellos. Entre las mejores opciones están la psicoterapia, Neurofeedback y Biofeedback; todas ellas ayudarán al afectado a controlar el pánico y el temor y los ayudarán a identificar los factores desencadenantes de ansiedad para poder evitar futuros ataques.

Fuentes: Sandra Schaffer Liberman, Directora de Psicoaprende; psicoaprende.com; Julieta Vargas Tavera.