Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡No engordes!

Por: Diabetes Juntos x ti 26 Ene 2011
Tomarte tu tiempo para comer es parte de una estilo de vida saludable.
¡No engordes!

familiaLa buena alimentación implica también darte tiempo para disfrutar y saborear tus alimentos pues está comprobado que las personas que comen más lento son menos propensas a ganar peso.

Lo anterior forma parte de la conclusión de un estudio publicado en el British Medical Journal, que encontró que quienes tomaron sus alimentos rápidamente tenían el doble de posibilidades de ser obesos que sus contrapartes que mastican lento. La gente que comió rápido y hasta que estuvieron satisfechos, eran 3 veces más propensos a ser obesos.

Te recomendamos este video

La investigación respalda la evidencia previa de que la gente tendía a consumir más calorías cuando comían rápido, pero también que el comer rápido está vinculado a la obesidad, independientemente de cuántas calorías se consuman.

Comer lentamente pudiera ayudarte a ganar la batalla contra el sedentarismo y la obesidad y de paso a controlar mucho mejor tu Diabetes, pues al comer lentamente tu cuerpo puede reconocer sus indicadores internos de saciedad. Pero en un mundo tan acelerado es difícil que las personas se tomen un tiempo libre para comer y, en la mayoría de las veces sucede al contrario, comen rápido y cualquier cosa.

PUBLICIDAD

Para que esto no te pase a ti te preparamos una serie de consejos:

  • No hables si aún estás masticando. Intentarlo provocará que comas mucho más rápido. La recomendación es que mientras masticas bajes tu tenedor y hables sólo cuando termines de pasar el bocado, esto te obligará a comer más lentamente y sentirás una sensación de saciedad más rápidamente.

  • Toma tu tiempo para comer. Es necesario que establezcas horarios para tu desayuno, comida y cena y que respetes ese momento sin hacer ninguna otra actividad como leer el periódico, ver la tele o estar frente a una computadora. Concéntrate en masticar y saborear tus alimentos.
  • Come hasta sentirte satisfecho y no “lleno”. Tan pronto sientas los primeros signos de saciedad, quita tu plato de la mesa, esto le dirá a tu cerebro que la hora de la comida se acabó.
  • Intenta preparar tus propios alimentos. Está comprobado que cuando una persona prepara lo que comerá, se tomará más tiempo en saborear su comida.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas