Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¿Por qué la Diabetes es una epidemia?

Por: Diabetes Juntos x ti 17 Mar 2010
Esta enfermedad afecta alrededor de 250 millones de personas en el Mundo y se calcula que el número irá creciendo exponencialmente.
¿Por qué la Diabetes es una epidemia?

familiaSe considera como epidemia a una enfermedad que se extiende de manera masiva afectando a un porcentaje elevado de la población mundial. Muchas personas entienden el concepto sólo para los padecimientos de carácter infeccioso, sin embargo, desde el siglo XXI algunas de las epidemias pueden no tener que ver con un agente infeccioso, y lo único contagioso en ellas parece ser el estilo de vida poco saludable.

Es el caso de la Diabetes que, actualmente afecta a 285 millones de personas en todo el mundo y que se ha convertido en la primera causa de muerte en nuestro país.

Te recomendamos este video

En el IMSS, por ejemplo, se gastan 50 millones de pesos diarios en el tratamiento de esta enfermedad, lo cual también nos habla de una crisis económica que se puede dar debido al avance de esta epidemia.

Ante el avance de la epidemia el único camino posible es la prevención. A diferencia de las enfermedades infecciosas, con las cuales se puede buscar una cura y posteriormente una vacuna, con la Diabetes y otras epidemias de carácter no infeccioso, la única vía para frenar su avance es el cambio en el estilo de vida.

PUBLICIDAD

Tratándose de un problema sanitario de esa envergadura surge claramente que el mayor desafío está planteado para los gobiernos, instituciones y organizaciones no gubernamentales de salud, a nivel nacional e internacional. Sin embargo, es conveniente reflexionar sobre lo que cada uno de nosotros puede hacer.

¿Qué puedo hacer yo para frenar el avance de la Diabetes?

Si ya la tienes, debes aprender a controlarla para evitar complicaciones. Además puedes contribuir para que tus familiares o amigos no la desarrollen, para ello puedes promover:

  • Una alimentación variada que cubra todas las necesidades de nutrientes pero sin caer en exceso de calorías, grasa y azúcares.
  • Hacer del ejercicio un hábito diario.
  • Efectuar controles médicos periódicos.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas