Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡Que no te gane la tele!

Por: Diabetes Juntos x ti 30 Oct 2009
En promedio, pasamos de 4 a 6 horas mirando televisión, ¿no crees que en ese tiempo podrías hacer otra cosa?
¡Que no te gane la tele!

televisiónSeguro que muchos de tus amiguitos se pasan la tarde pegados a la televisión ¿o no? Según algunas investigaciones, los niños miran en promedio de 4 a 6 horas diarias la televisión, no parece mucho, pero si empezamos a hacer algunas cuentas, resulta que a la semana son de 28 a 48 horas, al mes de 112 a 168 horas y al año de 1,344 a 2,016 horas en total.

¿Te sorprendiste? Nosotros sí y después de leer eso nos quedó muy claro por qué en México somos el país número uno con niños obesos. Lo malo de ser “gordito” no es que nos veamos mal, sino que no podemos hacer muchas cosas que otros niños sí pueden, como correr en el recreo sin cansarnos, jugar fut o trepar un árbol. Además a la larga se pueden desarrollar muchas enfermedades.

Te recomendamos este video

Lo bueno, es que si podemos dedicar tantas horas a la tele, seguro podemos tomarnos un tiempecito para hacer ejercicio ¿no crees?, ¿qué te parecería ver sólo un par de horas al día la televisión y realizar la siguiente rutina de ejercicios? Te ayudarán a obtener una mayor flexibilidad y sobre todo a estar más consciente acerca del cuidado y atención que tu cuerpo necesita. Ahí te van:

  • ¡Vamos a saludar al sol! Se trata de un ejercicio que hacen en el yoga. Para que lo realices, párate bien con las piernas separadas a la altura de tus hombros, con tus brazos a los lados relajados, como en posición de descanso. Ahora levanta los brazos poco a poco por encima de tu cabeza, como si quisieras alcanzar el sol y estírate lo más que puedas, abre los dedos de tus manos y sigue estirándote hasta levantarte de puntitas, quédate así mientras respiras profundamente cuenta hasta tres deteniendo el aire sin perder el equilibrio. Suelta el aire mientras apoyas bien tus pies en el piso y bajas tus brazos lentamente, vuelve a colocarlos relajados cada uno al lado de tus piernas. Repite este ejercicio 5 veces y no olvides respirar profundo.
  • El gato. En este ejercicio imitarás algunos movimientos que hacen los gatos. Coloca tus rodillas en el piso y apóyate en tus manos, como si estuvieras en cuatro patas. Levanta tu pierna izquierda y estírala lo más que puedas hacia atrás, cuenta hasta cinco guardando el equilibrio, apoya nuevamente la rodilla en el piso. Respira profundamente. Ahora estira la pierna derecha hacia atrás, cuenta nuevamente hasta cinco y vuelve a colocar tu rodilla en el piso. Respira profundo y estira tus brazos, sin despegar tus manos del suelo y arquea tu espalda lo más que puedas, luego ponla recta y estírate hacia enfrente. Regresa a la postura inicial y haz este ejercicio 5 veces.
  • Alas de avión. Párate con los pies separados a la altura de los hombros, levanta los brazos horizontalmente a la altura de los hombros, como si fueran las alas de un avión. Respira. Ahora lleva tus brazos hacia enfrente como si fueras a tomar distancia y cruza los brazos, una vez el brazo derecho sobre la izquierdo y otra el izquierdo sobre el derecho y regresa los brazos hasta atrás en la posición de “alas de avión” con la que empezaste. Cuando lleves los brazos hacia atrás como si fueran alas de un avión respira y saca el aire en dos tiempos cuando pases el brazo derecho encima del izquierdo y otro cuando pases el brazo izquierdo encima del derecho. Repite este ejercicio 5 veces, recuerda mantener la espalda y los brazos derechitos.

Estos ejercicios los puedes hacer en un ratito libre. Repite 3 veces toda la serie de ejercicios todos los días e invita a algún amigo a que la haga contigo, será divertido ver quien puede hacerlo mejor.

PUBLICIDAD

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas