Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Refrescos: un mal para la Diabetes y los dientes

Por: Diabetes Juntos x ti 30 Mar 2011
El exceso de azúcar de los refrescos puede causar varios trastornos en el organismo y los dientes no se salvan.
Refrescos: un mal para la Diabetes y los dientes

gaseosaLa mayoría de los refrescos contienen mucho más azúcar del que deberíamos ingerir al día. Su consumo en exceso nos puede llevar a padecer sobrepeso y obesidad, trastornos que pueden derivar en Diabetes. Además el consumo de gaseosas impide el buen control de la glucosa en sangre.

Sin embargo, éstos no son los únicos problemas que puede traer consigo el indiscriminado consumo de refrescos, pues además son los principales responsables de una mala salud bucal, pues los ácidos y subproductos ácidos del azúcar presentes en los refrescos desmineralizan el esmalte dental, contribuyendo a la formación de caries. En casos extremos, el esmalte desmineralizado combinado con un cepillado deficiente, bruxismo (hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes) y otros factores, puede llevar a la pérdida de piezas dentales.

Te recomendamos este video

Y a pesar de que muchos organismos de salud advierten que se debe moderar la ingesta de estos productos, es una realidad que cada vez se consumen en mayor cantidad. Por ejemplo, los expertos aseguran que 1 de cada 2 niños consume al día por lo menos una gaseosa, pero además, mientras que en la década de los 80 un envase de refresco contenía 180 ml., ahora el tamaño es de hasta 570 ml.

Para las personas con Diabetes, el consumo de gaseosas puede ser mucho más perjudicial, trae consigo mal control de la glucosa en sangre lo que te puede llevar a padecer serias consecuencias en tu salud. Además, un descontrol de la Diabetes pude llevarte a perder piezas dentales al igual que el consumo excesivo de refrescos, así que la combinación de ambos factores te puede llevar a una pésima salud bucal.

PUBLICIDAD

Estos son algunos consejos que te pueden ayudar a reducir tu consumo de gaseosas:

  • Aumenta tu consumo de agua simple. Recuerda que lo recomendable son 2 litros de agua al día.
  • Sustituye los refrescos por té frío sin azúcar.
  • Prepara tus propias gaseosas con agua mineral y un poco de jugo de fruta natural.
  • Ten a la mano siempre un poco de agua.
  • Prepara agua de sabor sin azúcar y colócala en el refrigerador, de esta forma siempre estará fresca.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas