Nuestros sitios
Compartir

Soluciones para la obesidad

Por: Diabetes Juntos x ti 08 Abr 2015
OMS, llama a la gente a comer insectos
Soluciones para la obesidad

Proteínas, poca grasa, bajo costo y gran contenido nutricional son las características de orugas, hormigas, saltamontes, y una gran variedad de insectos que podrían entrar en la dieta a fin de detener el avance de la obesidad y la Diabetes en la población mundial, al menos es lo que dice la ONU (Organización de las Naciones Unidas).

Estas conclusiones surgen a raíz de un estudio llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud (OMS). “La obesidad es un problema de salud importante a combatir, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima se ha duplicado su incidencia desde 1980 y afecta a unos 500 millones de personas”, indicaron los voceros de la ONU.

Insectos: ¿el alimento de la nueva era?

Te recomendamos este video

Según datos de la OMS, en el mundo existen más de mil 900 especies de insectos que sirven como alimento, en su mayoría son consumidos en África y Asia, ya que los países occidentales, rechazan comerlos, aunque es bien sabido que en México, muchas regiones consumen, hormigas, gusanos, caracoles, saltamontes, termitas y otros platos crujientes.

Los autores del estudio, dijeron que muchos insectos “contienen la misma cantidad de proteínas y minerales que la carne y más grasas saludables que los médicos recomiendan en dietas balanceadas”.

De hecho, en el mundo entero existe una tendencia a pedirle a las personas reducir su consumo de carne y aumentar su consumo de verduras debido a la gran cantidad de grasas saturadas que provienen de los productos de origen animal y que pueden ser los responsables del aumento de obesidad y Diabetes en el mundo entero.

Sin embargo, en los países occidentales, la idea de incluir bichos en la dieta, no resulta muy atractiva, al menos eso opina Arnold van Huis, de la Universidad de Wageningen en los Países Bajos y uno de los autores del reporte: “En Occidente tenemos una parcialidad cultural y creemos que porque los insectos vienen de países en desarrollo no pueden ser buenos.

Eva Muller, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), dijo que restaurantes en Europa estaban comenzando a ofrecer platos con insectos, presentándolos a los comensales como manjares exóticos.

El restaurante danés Noma, por ejemplo, elegido como el mejor del mundo por tres años consecutivos en una encuesta, es reconocido por utilizar ingredientes como hormigas y saltamontes fermentados.

Comer insectos: benéficos para la salud y el planeta

Los autores del reporte dijeron que la cría de insectos sería menos dependiente de la tierra que el ganado y produciría menos gases de efecto invernadero, al mismo tiempo que cuidaría el impacto ambiental y la salud de los consumidores.

Y que también crea oportunidades de negocio y exportaciones para personas de bajos recursos en países en desarrollo, especialmente mujeres, que con frecuencia son las responsables de recolectar insectos en las comunidades rurales.

¿Qué es lo que impide que avancemos hacia esta forma de alimentación? Según Van Huis se trata sólo de barreras psicológicas por las ideas que tenemos acerca de los insectos, de hecho, según el estudio ciego realizado por su equipo, nueve de cada 10 personas prefirieron albóndigas hechas de carne y lombrices que las compuestas sólo de carne, por supuesto al probar, no sabían con qué estaban procesadas.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Diabetes
Descarga AQUÍ el especial Consejos para cuidar tu piel este verano. ¡Descárgalo GRATIS!