Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡Tengo celos!

Por: Diabetes Juntos x ti 27 Feb 2012
Sentimientos imposibles de controlar; generan enojo, tristeza, inseguridad y elevan la glucosa.
¡Tengo celos!
 
 Los celos son sentimientos de inseguridad que emanan ante una situación, en donde se ve amenazado algo u alguien considerado propio.
 
Reacciones viscerales que no sólo fracturan el entorno, sino también el estado de salud. Esos sentimientos provocan:
 
Elevación de glucosa. Al sentirse amenazado, el páncreas entorpecerá aún más su funcionamiento, lo que descontrolará los niveles de azúcar, generando debilidad e incluso dificultad para ver, ya que también la visión saldrá perjudicada.
 
Descontrol en la presión arterial, ya sea que se eleve exorbitantemente hasta causar derrame en la retina, o baje hasta perder el conocimiento, desmayo.
 
Taquicardia. Ante la angustia, el corazón bombeará más sangre de lo común, lo que podría llevar a infartos.
 
Acidez estomacal. Al considerársele a esta zona como el centro de las emociones, ahí se sentirán fuertes dolores, acidez, regurgitación e incluso nauseas.
 
Dolor de cabeza. Al intentar darle una explicación a la situación, se forzará a si mismo, hasta que el cuerpo lo evidencie con migraña.
 
Insomnio. Al negarse a abandonar esos pensamientos, tu cuerpo no alcanzará el grado de relajación necesario para descansar, lo que le llevará a una larga noche de intranquilidad.
 
Es inevitable llegar a sentir los tremendos celos, pues son parte del mecanismo de defensa del ser humano. Sin embargo, su presencia causa varios malestares que no sólo merman emocionalmente, sino también tu estado físico.
 
 
 

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas