Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Tips de alimentación diaria

Por: Diabetes Juntos x ti 08 Dic 2011
Cambios sencillos, grandes resultados
Tips de alimentación diaria

 Realizar cambios no siempre es fácil, pues estamos acostumbrados a lo cómo que resulta no cuidar las porciones, comer cada que tengamos ganas de comer (ni siquiera por hambre, algunas veces hasta por aburrimiento), botanear mientras vemos la televisión o peor, prolongar las comidas tanto como dure la programación de la pantalla.

Gracias a lo anterior, un cambio de hábitos es algo que merece un mínimo de concentración y  esfuerzo de nuestra parte para poder preservar la salud, todos estos factores de riesgo pueden minan rápidamente nuestro estado de salud hasta provocarnos condiciones metabólicas dañinas, aumento de peso y desarrollo de enfermedades crónicas.

Aquí algunos consejos, sencillos, para que te motives a dejar todas estas actitudes en tu día a día:

  • No es de prohibir. Como reza la frase famosa, nada con exceso, todo con medida, es importante entender que mejorar tu dieta no se trata de prohibir sino de no excederse, puedes comer de todo, pero con moderación, por ejemplo, puedes compartir tu porción de postre con alguien más.
  • Come a tus horas. Establece horarios para desayuno comida y cena. En especial esta última que sea cuando menos 4 horas antes de dormir; igualmente, intercala dos colaciones entre las comidas (a media mañana y a media tarde). Aunque suene contradictorio, si comes más seguido (cantidades pequeñas) tu metabolismo se acelera. Evita morirte de hambre para que no abuses cuando tengas el plato enfrente.
  • Bájale al azúcar. Ya la consumes en frutas y alimentos varios aparte del postre, así que evita esa cargo de glucosa extra que te dan los refrescos y jugos. Reduce su consumo utilizando la mitad de lo que estabas acostumbrado y tomando agua natural durante el día.
  • Aumenta los vegetales. Desinféctalos correctamente y prepáralos al vapor, son una gran fuente de fibra y vitaminas, te ayudarán a mantenerte satisfecho con mejores alimentos y darán variedad a tus platillos.
  • Si terminaste, terminaste. Come a buena velocidad, sin ser demasiado rápido para no darle trabajo extra a tu estómago y masticar bien los alimentos, pero tampoco muy lento para evitar servirte una y otra vez. Retira los platos cuando termines y evita quedarte mucho tiempo en el comedor.
  • Cuidado con el alcohol. Intenta cambiar a un trago o dos como máximo: las bebidas alcohólicas contienen más calorías por gramo que carbohidratos y proteínas, sobre todo cuando se preparan con jarabes dulces.

 

Con información de VidaYSalud.com

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas