Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

Todo sobre retinopatía diabética

Comparte la nota

La retinopatía diabética es una de las complicaciones más comunes de la Diabetes, sobre todo si no se tiene un buen control. El exceso de azúcar en sangre daña los pequeños vasos sanguíneos que nutren la retina y puede llegar a causar ceguera, la cual es irreversible. Se sabe que las personas con Diabetes tienen 25 veces más probabilidades de ceguera que una persona que no padece la enfermedad.

Todo sobre retinopatía diabética

La vista es vital para poder desarrollarnos en el mundo moderno. La mecánica de cómo es que podemos mirar a nuestro alrededor es impresionante y compleja. Uno de los componentes más importantes del ojo es la retina: una capa sensorial que capta la luz que se convierte en imágenes dentro de nuestro cerebro.

¿Cómo se daña la visión por la retinopatía?

PUBLICIDAD

La retina se encarga de captar la luz proveniente del exterior y generar impulsos eléctricos que llegan al cerebro a través del nervio óptico. Gracias a la retina, la luz que capta nuestro ojo se convierte en imagen. Para que este proceso se lleve a cabo, el ojo cuenta con varias terminales nerviosas y pequeñas arterias que transportan sangre hasta él; sin embargo, cuando estos vasos sanguíneos se debilitan pueden dejar salir líquido o sangre, formar ramas frágiles en forma de cepillo, y agrandarse en ciertos lugares.

Si la sangre o líquido que sale de los vasos lesiona o forma tejidos fibrosos en la retina, la imagen enviada al cerebro se hace borrosa, ya que la retina no puede captar la luz. Cuando, debido a los altos niveles de azúcar, se deterioran los vasos sanguíneos que irrigan el ojo, se presenta la retinopatía diabética.

Factores para desarrollar retinopatía

Otros factores que pueden ayudar al desarrollo y progresión de la retinopatía diabética son hipertensión arterial, duración de la Diabetes, y tabaquismo. De hecho, los riesgos de desarrollar retinopatía diabética aumentan entre más tiempo tengas de padecer Diabetes. Alrededor del 80% de las personas que han tenido Diabetes durante por lo menos 15 años, presentan algún tipo de daño en los vasos sanguíneos de la retina.

todo-sobre-retinopatia-diabetica-1

Tipos de retinopatía

La retinopatía está clasificada en:

  • No Proliferativa. Se trata de la fase inicial de la enfermedad y se considera menos severa. Se produce cuando los vasos sanguíneos del ojo filtran líquido dentro de la retina, lo que puede causar visión borrosa.
  • Proliferativa. Es la forma avanzada de la enfermedad y se produce cuando comienzan a crecer nuevos vasos sanguíneos dentro del ojo los cuales son frágiles y pueden presentar hemorragias que deriven en cicatrización de la retina y por tanto, en pérdida de la visión.

Síntomas

En la mayoría de los casos, la retinopatía diabética no causa síntomas, por lo cual la enfermedad avanza lentamente; sin embargo, en muchas ocasiones los pacientes comienzan a percibir señales como:

  • Visión nocturna deficiente
  • Visión borrosa
  • Ceguera temporal
  • Visión de moscas volantes

Debido a que estos síntomas se manifiestan de forma tardía, los expertos aconsejan a las personas con Diabetes, realizarse exámenes de fondo de ojo. Para detectar la presencia de retinopatía diabética, el Oftalmólogo examina el interior del ojo usando un instrumento llamado oftalmoscopio. Es posible que sea necesario dilatar las pupilas por medio de unas gotas para los ojos. En caso de que el Médico compruebe la presencia de retinopatía diabética, puede decidir tomar fotografías a colores de la retina o recurrir a una prueba especial llamada angiografía con fluoresceína para determinar si se requiere de tratamiento.

todo-sobre-retinopatia-diabetica-2

Tratamiento

La retinopatía es una enfermedad que no tiene cura, así que el tratamiento se enfoca en tratar de detener su avance. En la retinopatía no proliferativa, el Médico se enfoca en mantener normales los niveles de glucosa en sangre, con lo que se busca impedir el daño a los vasos sanguíneos retinianos.

En el caso de la retinopatía proliferativa se necesita detener el avance de las lesiones ocasionadas por la retinopatía diabética para mejorar la calidad de la vista, para ello se puede optar por:

  • Fotocoagulación con láser. Es la aplicación de pequeños disparos láser que impactan en la superficie de la retina buscando la coagulación de los nuevos vasos sanguíneos que se forma en la retina. Este tratamiento frena la enfermedad pero no la cura, pues el daño retiniano no es reversible.
  • Vitrectomía. Las complicaciones más severas de la retinopatía diabética son el desprendimiento de la retina y las hemorragias dentro del vítreo. Se trata de una microcirugía que permite retirar los residuos del vítreo y las tracciones que se desprenden de la retina. A través de la vitrectomía, el cirujano extrae el humor vítreo lleno de sangre y lo reemplaza con una solución transparente.

Mejor prevenir

La retinopatía diabética puede derivar en ceguera y desafortunadamente se trata de un padecimiento silencioso. La buena noticia es que puedes prevenir su aparición.

Estas son algunas medidas que puedes tomar en cuenta:

  • Controla tus niveles de glucosa.
  • Realízate una inspección de los ojos, por lo menos una vez al año.
  • Si ya te detectaron retinopatía, examínate con un Oftalmólogo cada cuatro o seis meses.
  • Mantén el contacto y la buena comunicación con tu Médico.
Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10